Arte y Cultura

La polémica por 'María': ¿es una novela o un largo poema?

itemlink
Jueves, 26 Octubre 2017
Agencia de Noticias Univalle

Tomado de diario El País.


Óscar López Pulecio

En su edición crítica de ‘María’, don Mario Carvajal dice un par de cosas que debieron causar escándalo en su tiempo y que aún hoy, cuando hay tantas nuevas lecturas de ‘María’, causan escozor: que no se trata de una novela sino de un largo poema y que el protagonista es el paisaje.

Publicada en 1967 por la Universidad del Valle, esa edición crítica acaba de reimprimirse en un bello libro de gran formato como parte del homenaje que el Alma Mater rinde a Isaacs con motivo de la celebración del sesquicentenario de la publicación de la obra, homenaje que incluye además la reedición de la biografía del escritor por Germán Arciniegas, publicada en Buenos Aires en 1967; el montaje de Amy Robsart, una de las tres piezas de teatro que escribió Isaacs y que nunca había sido llevada a las tabla; la ópera Isaacs del compositor Alberto Guzmán, y la publicación de su extensísima y desigual obra completa, impresa y virtual, en asocio con la Universidad Externado de Colombia.

En conjunto, esas realizaciones son el más sólido y merecido reconocimiento a Isaacs y reviste, dado el trato que recibió en su vida por sus contemporáneos regionales, una especie de reivindicación histórica.

"La presencia dominante del paisaje lo convierte en protagonista. María, bella, pura, inasible, fugaz, es un espejo de ese paisaje esplendoroso, creación poética"

Es severo don Mario Carvajal con Isaacs, con una severidad que busca colocarlo en un alto sitial pero por los méritos que le corresponden. Para Carvajal, el joven Isaacs estaba influenciado por dos corrientes literarias en boga: el costumbrismo, que era la moda literaria de Santa Fe de Bogotá, a mediados del siglo XIX y el romanticismo que era la influencia francesa dominante liderada por el Vizconde de Chateaubriand. Isaacs mezcla las dos cosas y escribe un relato costumbrista que se hace evidente en la descripción precisa de la hacienda vallecaucana, su vida cotidiana, su religiosidad, las relaciones con los esclavos, el manejo del ganado, la cacería, su cocina, con la historia de amor entre Efraín y María, producto de su imaginación.

Para unir ambas cosas utiliza el telón de fondo del paisaje cuya presencia dominante lo convierte en personaje principal y el lenguaje poético, bajo cuyo peso desaparece el hecho de que en el libro casi no pasa nada.

Va aún más lejos don Mario y afirma que María, bella, pura, inasible, fugaz, es un espejo de ese paisaje esplendoroso. Una creación poética. Lo que de paso le sirve para desvirtuar la creencia de que la joven judía llegada de Jamaica a la casa de los conversos Isaacs, existiera en realidad. El hecho de que Isaacs mezclara aspectos de su vida familiar con la historia dio paso a la leyenda de que María y el idilio hubieran existido, teoría, inconsistente con hechos demostrables. El Paraíso, con todo y su encanto, es parte de esa ficción. Y como estocada final, don Mario, un estudioso investigador, manifiesta que la historia de Nay, la princesa africana convertida en esclava de María, incrustada en la mitad de la obra como una pseudonovela, fue la manera como el escritor le dio una estructura novelesca a un relato que no la tenía.

Y dicho todo eso, se derrama en elogios por la maravillosa descripción del paisaje, por el manto de poesía que cubre el relato y la conmoción que causa en el lector. Lágrimas derramadas sobre ese romance adolescente sin final feliz. Nuestros Romeo y Julieta. Al final, poesía o novela, una obra imperecedera cuya disección y clasificación corresponde a los eruditos pero cuya magia lleva 150 años maravillando a los lectores.

Tampoco, habría que añadir, se puede extraer de ‘María’ lo que clarísimamente no está allí. Germán Arciniegas en su biografía reconstruye brevemente y con magnífica prosa la vida de Isaacs que fue la de un explorador, un guerrero y un empresario, fracasado en todas sus aventuras. Todo eso le sucedió después. ‘María’, obra de juventud, es la descripción de un mundo idílico que se llevaría el viento de la guerra y la abolición de la esclavitud, un paraíso paternalista sin conflictos sociales, cuando el mundo se derrumbaba a su alrededor. Es lo que es, que es casi todo: la materia de la cual están hechos los sueños.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia