Arte y Cultura

Pilar Quintana y el proceso de escritura

itemlink
Jueves, 10 Mayo 2018
Agencia de Noticias Univalle

Pilar Quintana, ganadora del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana por su última novela titulada “La perra”, publicada por Editorial Penguin Random House, estuvo en un conversatorio en la Universidad del Valle.

Durante el evento en el que también se hizo el lanzamiento del sexto número de la Revista de Literatura Lexikalia, a propósito de su colaboración como escritora invitada, estuvo acompañada por la docente de la Escuela de Estudios Literarios Ida Valencia Ortiz y el estudiante de la Licenciatura en Literatura Jimmy Rodriguez.

El conversatorio giró en torno al diálogo sobre la vida y experiencia de la escritora al relatar diversos escenarios que han hecho parte de la creación de sus obras. La extensión de sus textos nunca ha sido estándar, “su hogar es la escritura” desde los siete años, por ello cuando un tema la acosa ha de sentarse a escribir hasta que logre sacarlo de sí y darle voz, pero “La perra” nace como uno de nueve cuentos con una temática muy específica: asesinar al marido.

El proceso de escritura de su novela es bastante complejo, solo podía escribir de noche ya que en medio de él da a luz a su único hijo. Su obra refleja miedos certeros al intentar quedar en embarazo a los 42 años, historia que se manifiesta en Damaris, personaje protagonista.

Pilar escribe desde el recuerdo, el pasado, es necesario salir del entorno para poder escribir sobre él. Es así como parte de su obra está situada en el ambiente caleño diez años atrás, tal como su última novela es ambientada en Juanchaco, pero solo cuando ha salido de él. Son espacios narrativos que plantean en diversos momentos su “estética del rechazo”, al entender que la literatura no solo se da en los castillos y paisajes ajardinados de Virginia Woolf, sino también en cualquier esquina. “¡Que viva la música!” y el Marqués de Sade tienen parte de la afortunada responsabilidad de este descubrimiento, pues “las niñas no siempre tienen que ser buenas” ni seguir los estereotipos educativos que instauran para ellas.

En su escritura se ve reflejado el salto de reglas y tabúes preestablecidos. En “Caperucita se come al lobo”, así como en el resto de sus obras es posible observar una libertad sexual, “la seducción no normada”. No es una escritora académica, escribe desde el sentir, y por supuesto, desde “el deseo, no del decoro”. Poco a poco Pilar nos cuenta más sobre las situaciones que la llevan a decidir no ser un “Yupi”, palabra con la que describe a individuos acartonados con vidas ya escritas, pues no hay nada más entretenido que retar al mismo destino, una mujer que busca su propio camino en cada uno de sus pasos.

PRESENTACIÓN DE PILAR QUINTANA

Por: Andrea Nathalia Díaz Lasso, estudiante de Licenciatura en Literatura

La literatura, más allá de los rígidos cánones, comprende un espacio en que tanto el autor como el lector establecen relaciones culturales e intertextuales que permiten nuevas y diversas maneras de contar y vivenciar la lectura. La cotidianidad se une a ello innovando, transformando o trazando caminos hacia nuevas narrativas contadas desde conocimientos y ambientes muy particulares. Y es precisamente esto lo que ha logrado la escritora caleña Pilar Quintana, caracterizada por su frescura y creatividad, reescribe la forma de hacer literatura en nuestro país.

Pilar nace en esta bella y agitada ciudad, protagonista de sus tres primeras novelas, en 1972. Concluyó su bachillerato en el colegio femenino Liceo Benalcázar de Cali y desde ese entonces, en sus primeros poemas, era posible ver una pasión encuadrada en rastros poéticos de vida. Estudió Comunicación Social en la Universidad Javeriana de Bogotá, más tarde decide que el periodismo no será su profesión, es aquí donde descubre que su deseo es “inventar historias”. Durante tres años escribe libretos para la televisión pero poco después se traslada de nuevo a Cali donde nacería, en plena vigilia, su primera novela: “Cosquillas en la lengua”, publicada en 2003 por Editorial Planeta.

Literata tenaz y ferviente en sueños y aventuras que recorren sus escritos. Latinoamérica, Estados Unidos, India, Nepal y Australia son algunos de los lugares recorridos, que agrupan recuerdos e influencias que inspiran su obra. Vivió durante nueve años en Juanchaco, isla del litoral pacífico colombiano, lugar selvático y alejado, donde nace su segunda novela en el escenario de una ciudad frenética: “Coleccionista de polvos raros”, publicada en el 2007 por Editorial Norma. “Conspiración iguana” por la misma editorial en el año 2009, es su tercera novela. A partir de este año y hasta el 2012, compone la colección de seis cuentos: “Caperucita se come al lobo”, agrupados por su similar unidad temática y estilística. El libro fue publicado por Editorial Cuneta en el 2012. Como se podría suponer por el título de la colección, no se trata de cuentos adaptados de la literatura infantil, pues están habitados por el erotismo y la subjetividad, que permutan las nociones y estereotipos establecidos. Son cuentos abiertos al deseo y la seducción, situaciones fuera de lo convencional en pro de una libertad sexual femenina, que van por encima de las conquistas románticas.

En su obra el erotismo, lo salvaje y lo cotidiano son características inherentes, su atracción se encuentra en la perspectiva desde la cual nos aborda. “La perra”, su última novela publicada en el año 2017 por Editorial Penguin Random House, es un relato que transcurre en el pacífico. Damaris, en la cumbre de los 40 “edad donde la mujer se seca”, vive su maternidad fallida a través de una perra recién nacida a la que adopta y nombra bajo el sueño iluso de aquella hija deseada. Pilar acoge la historia y recrea la identidad propia de un territorio con costumbres y sentires a través de un personaje femenino agobiado por la soledad y recriminación patriarcal en una selva oculta de las dinámicas político-sociales. El cuento convertido en novela, nos atrapa durante 108 páginas en la vida de un personaje carente de alegrías por el escrutinio social. Razones por las que mereció el pasado 23 de enero el Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana.

Pilar Quintana está empoderada con su identidad, mujer y literata poseedora de las palabras indicadas en la representación de una libertad social y cultural. En su narrativa la transgresión de los estereotipos sexistas de escritura permiten la búsqueda de voces ávidas de historias que indaguen desde la condición humana en todas sus facetas. 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • María Alejandra Álvarez
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia