Arte y Cultura

Pintar en la oscuridad

itemlink
Lunes, 10 Septiembre 2018
Agencia de Noticias Univalle

Pedro Alcántara, pionero del arte gráfico, nunca ha abandonado el dibujo ni el blanco y negro.

Tomado de El Tiempo

Cuerpos deformados, mutilados, dibujados en blanco y negro. Esta es la imagen perturbadora que recuerdo de las pinturas de Pedro Alcántara en la Cali de los años setenta, cuando aún existían utopías, y jamás pensábamos que el demonio del narcotráfico y la corrupción iban a conducir a este país al infierno.

Alcántara era un joven colombiano que desembarcaba en Cali después de haber estudiado Artes y Ciencias Políticas en la ciudad de Roma.

El joven se integró rápidamente al movimiento artístico que bullía en la ciudad, al lado de artistas como: Óscar Múñoz, Fernell Franco y María Thereza Negreiros, entre otros.

Esto es lo que se cuenta en el libro de arte que la Universidad del Valle acaba de dedicar al maestro Alcántara, firmado por el poeta Julián Malatesta y traducido al inglés por Andrés Valencia.

El libro se titula: ‘Alcántara: en el vórtice de la segunda mitad del siglo XX’ y comienza con un ensayo de Malatesta donde el poeta, fungiendo esta vez como crítico de arte, hace un extenso recorrido por las huellas pictóricas del artista, sus influencias y la época en que le tocó vivir.

Malatesta sitúa a Alcántara dentro de la corriente cultural brasileña, llamada Movimiento Antropofágico, liderada por el poeta Oswald de Andrade. El movimiento, que surgió en los años veinte e influyó en pintores como el cubano Wifredo Lam, pregonaba que todo artista debe ser un ‘caníbal cultural’ que bebe y se apropia de las culturas ajenas y las mezcla con las propias.

El ensayo comienza con las series que ha pintado Alcántara: ‘Los ancestros’ pasando por ‘Retratos de familia’, ‘Guerreros’ y ‘Las ofrendas’ para concluir que las figuras que dibuja el pintor caleño con trazos vertiginosos y fragmentarios son la expresión estética de una época violenta como han sido el país y el continente.

Alcántara, quien fue pionero del arte gráfico en el país, nunca ha abandonado el dibujo ni el blanco y negro; quizás porque el color ideal para mostrar los rostros de los guerreros y sus víctimas es el negro, y no el rojo, como piensan algunos pintores costumbristas.

El artista, quien participó intensamente en aquella breve pero fecunda ilustración que vivió el país en los años setenta, es un hijo de la modernidad, que a través de su arte ha asistido al designio de la degradación de una nación que le gusta la sangre como a Vlad, el conde de Transilvania; y ama la corrupción que antecede a la muerte.

Malatesta, quien fue el escolta ilustrado que protegió a Alcántara cuando fue senador de la República por la Unión Patriótica -UP-, narra los difíciles acontecimientos que vivió el artista, mientras sus compañeros iban cayendo asesinados por la mano negra.

En el ensayo se perciben las sanas influencias estéticas que ha tenido el artista caleño. Por su obra se puede apreciar rastros de Goya y Picasso, del arte africano y de las catrinas del mexicano Guadalupe Posada.

Alcántara es nuestro Francis Bacon latinoamericano, en blanco y negro.

Por esto, el poeta Malatesta, después de meterse en la piel del artista y el ser humano, no duda en concluir que Pedro Alcántara pinta en la oscuridad, como lo sugiere el filósofo italiano Giorgio Agamben, en uno de sus exquisitos ensayos:

‘Percibir en la oscuridad del presente esa luz que trata de alcanzarnos y no puede: eso significa ser contemporáneos’.

El libro de arte en homenaje al maestro Pedro Alcántara se presentará en la Feria del libro de Cali, en octubre.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • María Alejandra Álvarez
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia