Ciencia y Tecnología

Las humanidades digitales y las nuevas tecnologías

itemlink
Jueves, 16 Marzo 2017
Agencia de Noticias Univalle


Las humanidades digitales son una propuesta que recientemente empieza a introducirse en los procesos de investigación en las universidades en Colombia, pues parece vincular dos campos incompatibles: la informática y las humanidades.
El profesor Julián Fernando Trujillo Amaya del Departamento de Filosofía, se le midió a utilizar un software especializado para el análisis de datos cualitativos, asistido por ordenador en su investigación sobre el filósofo Charles Sanders Peirce, y nos contó su experiencia.

¿Cómo nació la idea de trabajar en torno a las humanidades digitales?
Llego a la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá a hacer mi doctorado sobre la máxima pragmática de Charles S. Peirce, el mayor filósofo norteamericano de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, fundador de la semiótica y con grandes aportes al desarrollo de la lógica formal, y me encuentro que hay serias dificultades con el estudio del material bibliográfico, debido al tamaño del corpus y la extensión aproximadamente, 100.000 páginas de manuscritos.
Hay que tener en cuenta, además, que los editores del proyecto editorial de la obra de Pierce (PEP) han publicado hasta ahora 8 volúmenes que comprenden sus escritos entre los años 1857 y 1890, pero el plan establecido por Fitch, su director, contempla la edición completa de 30 volúmenes.

También me encuentro, que por esa época, el profesor Francois Latraverse de la Universidad de Quebec todavía estaba trabajando en el Peirce Edition Project (PEP) en el Volumen 7 de los Writings, conocido como W7, que por ahora se le ha dado forma de diccionario online con herramientas operativas y buscadores que hacen que este diccionario pueda ser consultado rápida y fácilmente, y mi interés en este trabajo me hace entrar en contacto con él, logrando mi estancia doctoral en Montreal para trabajar bajo su dirección.

Allí, los investigadores de las humanidades, la filosofía y las ciencias del lenguaje están altamente familiarizados con el uso de software especializado para el análisis de datos cualitativos asistidos por ordenador, donde mezclan minería de textos, minería de datos y análisis estadístico, y eso te permite variados y profundos análisis semánticos y de contenido significativo e identificaciones de patrones y correlaciones.

Por ejemplo, uno puede tomar los textos de C.S. Peirce con su inmenso volumen de palabras y aplicar el software para saber cuántas veces aparece la palabra “argumentación”; el software me dice, por ejemplo, que aparece un determinado número de veces en tales lugares de la obra y que siempre está junto con o coocurre con otras palabras o series de palabras determinadas como, por ejemplo, “autocontrolado” o “regla de inferencia”, y se puede establecer la frecuencia de las coocurrencias en los mismos fragmentos de textos (enunciados, párrafos, entradas), su similaridad de relaciones semánticas y los racimos que dichas palabras forman. Entonces uno puede centrar el interés en saber por qué se da esta situación, analizar las palabras en sus contextos de uso, extraer los fragmentos pertinentes donde ocurre y elaborar hipótesis para explicar o interpretar las redes de palabras y los campos semánticos que configuran un razonamiento o delimitan el significado de un concepto clave en toda la obra de un autor, en un cierto periodo de su producción o en un campo temático de dicha obra.

¿Por qué son importantes estas herramientas?
Con estos procesadores lo que uno se tardaba 10 o 20 años en el pasado para extraer los textos relevantes o hacer explícitos los fragmentos de texto y los contextos de uso donde ocurre una palabra-concepto en la obra de un autor, se reduce a unas cuantas horas o días. Estas herramientas se vienen usando mucho en biología, en arqueología, en sociología, pero en humanidades aún hay reticencia en el uso de esas herramientas informáticas para la investigación.
El incremento actual de las bases de datos digitales y el mejoramiento de los sistemas computarizados para la recuperación, análisis y categorización de la información, han transformado el campo de investigación en literatura y filosofía. Hoy en día podemos revisar y analizar corpus filosóficos gigantescos en pocos minutos, las herramientas informáticas nos permiten mayor rapidez y precisión en el tratamiento del contenido de los textos y el análisis exploratorio de grandes cantidades de datos.

¿Cuál ha sido el impacto de las humanidades digitales en Univalle?
Esta herramienta de investigación todavía no ha sido incorporada a la Universidad en el campo de las humanidades, no contamos con ningún software de la familia de los Data Mining para uso de los profesores y creo que si no entramos en una relación apropiada con estas nuevas tecnologías, involucrándolas como herramientas didácticas, de consulta, como instrumentos de investigación, nos vamos a quedar rezagados haciendo cosas que le darían risa a las nuevas generaciones de investigadores en un mundo digitalizado.

No estamos diciendo que las herramientas informáticas y los procesadores de minería de textos y datos, análisis estadístico de textos, son la panacea o te resuelven la investigación humanística, tampoco estoy diciendo que todo mundo tenga que usar la herramienta en sus investigaciones, porque eso depende de qué está haciendo y para qué, pero sí deberíamos conocerse más este tipo de herramientas y tener acceso a ellas, por las ventajas heurísticas y metodológicas que presenta y su indiscutible utilidad para la indagación rigurosa.
Me inclino a creer que la alfabetización digital debería fortalecerse en el campo de las humanidades y que hay que desarrollar comunidades de investigación educadas en el uso crítico de las nuevas tecnologías.

¿Existe oposición a esta herramienta de investigación?
Todavía hay tecnófilos y tecnófobos radicales, apocalípticos e integrados de diverso tono, pero en general el uso de la telefonía celular y las nuevas tecnologías que inundan nuestra cotidianidad nos ha cambiado la perspectiva sobre los usos y practicas digitales, y hoy día nadie es tan retrogrado como para negar su relevancia.

Algunos piensan que esas herramientas son para los economistas, los ingenieros y científicos naturales, pero no son para nosotros los humanistas, creen en una cierta pelea entre investigación cualitativa e investigación cuantitativa, pero precisamente estos programas se llaman herramientas de análisis cualitativo de datos asistido por ordenador, así que tal conflicto no existe, sino que tenemos más bien una complementariedad.
Si usted no tiene un investigador o grupo de investigadores allí que se dedique a codificar, a comentar, a formular hipótesis y discutirlas, a introducir los elementos hermenéuticos, allí no pasa nada, lo que se muestra hay que explicarlo, estas herramientas no ofrecen explicaciones sino datos para interpretar y explicar.

Lo que enseña la herramienta es que hay otras regularidades que investigar, eso te obliga a recrearte, a usar de manera autocontrolada la imaginación, te pone retos analíticos nuevos, te proporciona representaciones graficas basadas en datos estadísticos que contribuyen a visualizar la información obtenida y facilitan avanzar en investigaciones detalladas y precisas sobre un mayor volumen de datos, aspecto clave para el pensamiento crítico en un mundo atravesado por avenidas de información.

El profesor Julián Fernando Trujillo Amaya presentó esta experiencia en las Segundas Jornadas de Investigación de la Facultad de Humanidades, bajo el nombre ‘Humanidades digitales, Minería de Textos y el Pragmaticismo de C. S. Pierce’.


Ver la ponencia.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Tel:+57 2 3212220
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia