Lo que pasa en la U

Amplían diagnóstico del COVID –19 en Univalle

itemlink
Jueves, 30 Julio 2020
Agencia de Noticias Univalle

El laboratorio de diagnóstico para COVID-19  de la Universidad del Valle se ha distinguido entre los de la región por su eficiencia y rapidez, pues tiene la capacidad  de entregar resultados en menos de 8 horas.

El laboratorio recibe muestras de todo el Valle del Cauca y principalmente de Cali. Es un centro de acopio y procesamiento para las muestras que provee la Secretaría de Salud Departamental, gracias al fuerte nexo que tiene Univalle con la Gobernación del Valle del Cauca, cuya cabeza, la gobernadora Clara Luz Roldán, preside el Consejo Superior de la Universidad, su máximo órgano directivo.

 “No solo tenemos una cobertura del Régimen Subsidiado, del cual la Gobernación tiene un encargo directo, sino que también hacemos un servicio al régimen contributivo, pues hay varias EPS que, a través de la Secretaría de Salud, envían sus muestras. 

Desde hace más de un mes ofrecemos el servicio directo a las EPS e IPS. Hemos ampliado nuestro portafolio y hoy tenemos una capacidad a todo nivel, en el sistema de diagnóstico”.

La anteriores son afirmaciones del profesor Adalberto Sánchez Gómez, doctor en Genética de  la Universidad de Texas A&M, docente de la Escuela de Ciencias Básicas de la Facultad de Salud y director del Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, cuyo conocimiento del lenguaje técnico y capacidad gerencial fueron tenidos en cuenta a la hora de ser designado, por el rector Edgar Varela Barrios, como gestor del laboratorio de virología, que trabaja en el diagnóstico del coronavirus SARS -CoV -2, que generó la pandemia del COVID- 19.

La dirección técnica y científica del laboratorio está a cargo de la profesora Beatriz Parra Patiño de la Escuela de Ciencias Básicas, doctora en microbiología molecular e inmunología de la Universidad del Sur de California (Estados Unidos).

El rol del profesor Sánchez Gómez es ser el enlace entre el equipo técnico de este laboratorio y las agencias, instituciones y colaboradores que aportan a su fortalecimiento.  Él también es el encargado de divulgar lo que se hace, permitiendo que quienes están a cargo de lo técnico se concentren en su trabajo.

“Desde lo social el impacto ha sido muy grande porque el laboratorio se convirtió en el segundo en la región en estar habilitado para pruebas de diagnóstico. El Instituto Nacional de Salud le dio el aval  para ofrecer al público las pruebas de diagnóstico por COVID-19. Además, se convirtió en un motor de aprendizaje y entrenamiento para los nuevos laboratorios de la región.

Somos una Universidad, y como tal, una de nuestras funciones es el entrenamiento, la divulgación y la capacitación. En eso, el personal técnico del laboratorio ha estado muy acucioso, le brindó su colaboración al laboratorio de la Secretaría de Salud Departamental, al laboratorio del Hospital Universitario del Valle –HUV e inclusive ahora se está pensando en implementar un laboratorio de diagnóstico en el Puerto de Buenaventura”, manifestó el profesor Sánchez Gómez.

 A nivel institucional, entre los logros más destacados del laboratorio de virología de Univalle durante esta contingencia, está la mejora de su plataforma tecnológica, la adquisición de  nuevos equipos para la realización de pruebas, y el desarrollo de un “saber  hacer” (know how), evidenciado en la construcción de un protocolo, guía para afrontar el diagnóstico en este tipo de pandemias.

Actualmente, el laboratorio tiene la capacidad de procesar 200 muestras diarias. El profesor Sánchez Gómez afirma que este número podría aumentar, pero es el manejo de altos estándares de calidad y la prontitud  en los tiempos de entrega de resultados lo que se privilegia:

“El laboratorio podría tener un crecimiento de hasta 300 muestras. Sin embargo, somos conscientes de la necesidad de hacer pruebas con calidad y eficiencia, y por eso mantenemos ese nivel”.

Este número de muestras diarias se alcanzó principalmente por la compra del equipo  “PCR en Real Time”.  Además, la Universidad ha contado con la colaboración de empresas como la compañía Gentech Bio, de Antioquia, que le dio en comodato un robot que extrae automáticamente el material genético de las muestras, para luego ser analizadas en el equipo de PCR.

 

Innovando en una prueba rápida confiable

El profesor de la Escuela de Ciencias Básicas señaló que aunque la Universidad  ha sido cautelosa en la no implementación de pruebas rápidas, el Laboratorio de Virología apuesta a una prueba de diagnostico serológico, lo que se conoce como prueba rápida, que sea propia.

“El Invima ha sido muy celoso para otorgar licencias de ingreso de estos suministros para las pruebas serológicas y lo ha hecho con una fundamentación técnica.

En el mercado hay una gran cantidad de ofertas que no cumplen con los estándares, que están entrando a muchos países e inclusive a Colombia. Eso ha hecho que el Invima limite la entrada de ese tipo de insumos y materiales, que en lugar  de ayudar,  podrían entorpecer el seguimiento epidemiológico.

El equipo técnico del laboratorio está trabajando en nuestra propia prueba rápida y probablemente en un tiempo muy corto le vamos a ofrecer no solamente al Valle del Cauca, sino también a la Nación, una nueva plataforma de diagnóstico, paralela a la que tenemos de PCR, con pruebas serológicas de tipo inmunológico,  llamadas  ELISA. Éstas son muchísimo más eficientes, precisas y sensibles que los estuches que se están vendiendo en el mercado como pruebas rápidas”, explicó el profesor Adalberto Sánchez.

La experiencia y capacidad de validación tecnológica que distinguen a Univalle, han llevado a algunos importadores a tocar sus puertas para la realización de ensayos pilotos de estuches diagnósticos.

Aunque la Universidad se ha mantenido al margen de la adquisición de insumos para tamizajes masivos, ha llevado a cabo ensayos piloto para validar las condiciones de especificidad, sensibilidad y eficiencia de estas pruebas. “Pero no estamos en el proceso de aventurarnos a hacerlo de manera individual y más bien queremos desarrollar nuestra propia tecnología, plataforma y ELISA para compartirlo con todo el país”, puntualizó el profesor Sánchez Gómez.

 

La inversión en el laboratorio

La Universidad ha hecho una inversión en compra de equipos para este laboratorio cercana a los mil millones de pesos y ha invertido dos mil millones más en insumos, pero para el profesor Sánchez Gómez es importante destacar aquel capital que no se mide, el capital humano.

“La Universidad ha aportado al servicio de la comunidad con este laboratorio de diagnóstico un personal altamente calificado y entrenado, que en términos reales tiene una valoración intangible, pues ese saber cómo hacer las cosas que tiene este grupo de trabajo se vuelve incalculable”.

La convocatoria del Ministerio de Ciencias y Tecnología para el fortalecimiento de laboratorios de diagnóstico en el país, también le otorgó al Laboratorio de Virología de Univalle alrededor de 3200 millones de pesos, un gran aporte para el mejoramiento de su capacidad y generar innovaciones que permitan tener una mejor capacidad diagnóstica, fase en la que se trabaja actualmente.

El profesor Adalberto Sánchez también resaltó la sinergia en el trabajo con los equipos de la Secretaría de Salud de la Gobernación del Valle del Cauca y el HUV para ejercicios como el manejo del dato:

“Nosotros procesamos muestras pero tenemos que hacer un manejo del dato. En eso nos hemos apoyado con el HUV y con la Secretaría de Salud Departamental y eso cuenta en términos de capital”, explicó.

 

El equipo de trabajo del laboratorio

“Hay que hablar inicialmente de Beatriz Parra Patiño, profesora del Departamento de Microbiología de la Facultad de Salud, líder de ese equipo técnico, que tiene toda la competencia y el entrenamiento. Es una profesional que ha venido trabajando en el campo  de la virología desde finales de los años 80, que tiene una experiencia gigantesca en este tipo de estrategias diagnósticas y además en virus respiratorios.

Por su parte, el laboratorio viene desde los 60 y esa experiencia también es importante”, dijo el director del Instituto Cisalva sobre el bagaje con el que cuentan  el laboratorio de virología y su jefe científica.

El profesor Gerardo Libreros Zuñiga, quien obtuvo recientemente su doctorado en Brasil trabajando en biología molecular de microorganismos, dirige la Unidad de Agentes Patogénicos dentro del Departamento de Microbiología, eje central de todo el diagnóstico. Mientras el Laboratorio de Virología se encarga del diagnóstico virológico, esta Unidad hace el diagnóstico bacteriano y de parásitos. “El profesor Libreros es un coordinador general de todas esas unidades que se unen en algo que llamamos Laboratorio de Agentes Infecciosos”, expuso el profesor Sánchez Gómez.

A estos docentes se suma la profesora Mildrey Mosquera Escudero del Departamento de Ciencias Fisiológicas que también cuenta con experiencia en el área de biología molecular. El profesor Sánchez Gómez describió a los tres profesores como el pilar de lo técnico, la base tecnológica desde el conocimiento en el laboratorio. 

Ocho técnicos del Departamento de Microbiología, que hacen parte del personal de la Universidad, también integran ese equipo de trabajo. Así mismo, un grupo voluntario conformado por cerca de 20 estudiantes de los programas de Bacteriología y Laboratorio Clínico y  Medicina que apoyan esta labor.

Profesionales de la División de Compras  y Bienes de la Universidad también soportan al laboratorio en la compra de equipos, búsqueda de insumos y contacto con los proveedores.  

El  rector Edgar Varela Barrios y la vicerrectora académica Liliana Arias Castillo han estado al tanto de la parte directiva y gerencial. De igual manera, el decano de la Facultad de Salud, Jesús Alberto Hernández Silva ha puesto al servicio del laboratorio de diagnóstico toda la infraestructura administrativa  con la que cuenta el decanato, lo que el profesor Sánchez Gómez califica  como un apoyo crucial para el éxito del mismo.

“Hoy la Universidad del Valle puede ofrecer al país, una unidad de referencia diagnóstica para virus emergentes como es el caso del SARS-CoV -2.  Es un trabajo que viene desde años atrás, pues la profesora Beatriz Parra ha trabajado con virus de esa misma naturaleza, como el del Zika y el chikungunya.

Lo que ha pasado con la pandemia y con este esfuerzo de fortalecer esta plataforma tecnológica es que tenemos un centro de referencia diagnóstica que nos pone en una situación mucho mejor que a la que nos enfrentamos en marzo de este año. Hoy ya tenemos una línea de ruta muy bien establecida para enfrentar el diagnóstico ante estos nuevos retos.

Los expertos lo están diciendo, esta es la primera oleada pero vendrán otras y posiblemente nuevas entidades virales y necesitamos aprender de la experiencia del COVID- 19 porque la idea es fortalecer lo que hemos construido.  Eso es importante resaltarlo porque pone a la Universidad del Valle en un escenario de innovación de punta, y sobre todo de prospectiva, de prevenir lo que puede venir a futuro y de garantizar una calidad de vida, que es lo que todos queremos en la región”, expresó el profesor Adalberto Sánchez Gómez.

 

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia