Medio Ambiente

Sostenibilidad ambiental en países en posconflicto

itemlink
Miércoles, 15 Marzo 2017
Agencia de Noticias Univalle

Perspectivas para la Colombia rural. 

En contextos de posconflicto, los gobiernos suelen enfocar sus recursos y esfuerzos a la restauración socioeconómica, dejando de lado los aspectos de sostenibilidad ambiental. 

En una investigación recientemente publicada en la revista “Environment, Development and Sustainability”,en la que participó la docente de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle Paola Arias Arévalo, en colaboración con los docentes de la Facultad de Ciencias Ambientales de la Universidad de la Costa- CUC Andrés Suarez y Eliana Martínez Mera, se identificaron las dinámicas de sostenibilidad ambiental en países posconflicto, a fin de generar elementos para la discusión de la sostenibilidad ambiental en áreas rurales de Colombia. 

La sostenibilidad ambiental en áreas rurales de Colombia es una preocupación internacional dado que Colombia es uno de los países más biodiversos del planeta. El caso de La Sierra Nevada de Santa Marta ejemplifica la dimensión de los riesgos: en el 2013 fue calificada como la reserva natural más importante del mundo por su carácter irremplazable, y a su vez ha sido un territorio altamente afectado por los cultivos ilícitos y el conflicto armado. 

Los autores identificaron los impactos ambientales, los impulsores de cambio ambiental y las dinámicas de extracción de recursos naturales en escenarios de posconflicto. Para ello, realizaron una revisión de literatura relacionada con los impactos ambientales y los impulsores de dichos impactos en siete (7) países en posconflicto: Angola, Bosnia y Herzegovina, Burundi, El Salvador, Liberia, Ruanda y Sierra Leona. También analizaron datos sobre la extracción de recursos naturales en estos países para los periodos antes y después de la firma de los acuerdos de paz respectivos, usando los datos de Global Material Flows Database (WU, 2014). La extracción de recursos naturales incluyó 4 grupos: los combustibles fósiles (p.ej. carbón, petróleo, gas); los minerales metálicos; los materiales industriales y de construcción; y la biomasa (p.ej.  agricultura, silvicultura y pesca). 

Los resultados de la investigación indican que la deforestación es un impacto ambiental frecuente: fue reportado en Angola, Bosnia- Herzegovina, El Salvador, Liberia, Ruanda y Sierra Leona. Otro impacto ambiental identificado fue el de ‘los conflictos por uso del suelo’, los cuales fueron reportados en El Salvador, Burundi y Ruanda. La inefectiva planificación del suelo fue uno de los impulsores de cambio ambiental identificados en Angola, Ruanda, Sierra Leona y El Salvador. Y la dependencia de la economía en la extracción de recursos naturales fue identificada como un impulsor de cambio ambiental en Bosnia-Herzegovina, Burundi, Liberia, Sierra Leona. El análisis de los datos sobre extracción de recursos naturales arrojó que todos los países, a excepción de El Salvador, mostraron mayores tasas de crecimiento de extracción después de la firma de los acuerdos de paz, en al menos uno de los 4 grupos de extracción de recursos naturales.

Los autores reconocen que los 7 países analizados y Colombia presentan diferencias en sus respectivos contextos-socio ecológicos y en el origen y dinámica de los conflictos armados. Por lo tanto, sugieren que estos resultados deben analizarse en términos de los aspectos ambientales a los que Colombia- u otros países con conflictos armados- podría dirigir la atención. 

En Colombia, hoy en día la deforestación y los conflictos por uso del suelo son ya situaciones ambientales preocupantes. Los retos en el posconflicto para frenar la deforestación y disminuir los conflictos por uso del suelo son relevantes, si se tiene en cuenta que los puntos críticos de deforestación coinciden con los territorios designados para la construcción de paz. Por otro lado, la planificación y gestión del suelo rural en Colombia es aún incipiente debido a limitaciones legales, técnicas y financieras. Se espera, además, que el sector extractivo de recursos naturales pueda generar ingresos para financiar los programas de posconflicto. Sin embargo, ya se ha reportado que la intensificación de la economía extractiva ha impulsado conflictos socio-ambientales a lo largo del territorio nacional (Ejatlas.org). Este contexto, y la experiencia de los países analizados, sugieren que en el posconflicto colombiano es posible que se intensifique la extracción de recursos naturales y los conflictos socio-ambientales asociados. 

La revisión de las dinámicas ambientales en otros países en posconflicto es clave para informar el debate nacional sobre la trayectoria ambiental que Colombia debería recorrer el posconflicto. La expansión de la frontera agrícola, la expansión de la minería, la intención de construir infraestructura en parques naturales, la promoción del ‘crecimiento verde’, representan contradicciones inherentes con los objetivos de sostenibilidad ambiental en las áreas rurales de Colombia. Es urgente des-intensificar la dependencia de la economía colombiana del sector extractivo, integrar objetivos ambientales de largo plazo en todos los sectores (p.ej. agricultura, comercio e infraestructura) y fortalecer las instituciones ambientales. La preservación de una riqueza natural tan singular a nivel global, debe ser un consenso nacional y una demanda de la comunidad internacional.

Se puede acceder a una versión pre-publicación en este link: https://goo.gl/uvCBK4

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia