Salud

Es necesario construir salud desde los territorios

itemlink
Martes, 13 Marzo 2018
Agencia de Noticias Univalle

“La paz en Colombia es irreversible. Queremos dejar atrás un legado de sufrimiento y enfermedad. Somos conscientes de los grandes retos que nos esperan, pero también confiamos en nuestras capacidades. Esperamos ser un buen ejemplo para el mundo de cómo construir una sociedad pacífica y saludable. Es vida lo que queremos, no más, ni menos que eso.”

Con estas palabras Alejandro Gaviria Uribe, ministro de Salud y Protección Social de Colombia, finalizó su ponencia “Salud, violencia y cultura de la paz”, presentada durante la VII Cumbre Iberoamericana de Medicina Familiar, organizada por la Organización Mundial de Médicos Familiares –WONCA, la Confederación Iberoamericana de Medicina Familiar, la Sociedad Colombiana de Medicina Familiar, la Universidad del Valle y la Universidad del Cauca.

En su exposición, el ministro Gaviria Uribe señaló que la violencia marcó la historia del país en los últimos 50 años. Este medio siglo de conflicto ha dejado como consecuencia 220 mil asesinatos, 25 mil desaparecidos y 5.7 millones de desplazados.

Durante la inauguración de la VII Cumbre Iberoamericana de Salud Familiar, en la que participan cerca de 200 especialistas en salud de varios países y se realiza en el Hotel Intercontinental de Cali, el 13 y 14 de marzo, Gaviria Uribe sostuvo que las causas sociales de la violencia en Colombia son de diverso tipo. En el período entre 1965 y 1985, señaló, podría decirse que las causas se deben a problemas de tierras, falta de competencia política e inequidad social. Entre 1985 y 2005 las causas se relacionan con drogas ilícitas y minería ilegal. Ambos momentos configuran lo que llamó el ministro “un conjunto de contingencias azarosas”.

A finales de la década del 70, Colombia comienza a convertirse en el país dominante en la producción y exportación de cocaína en el mercado global.

Alejandro Gaviria dijo que como consecuencia del conflicto armado se afectó la presencia del Estado en determinados sectores del país, con ello el acceso a medicamentos, servicios de salud, nutrición, entre otros. La guerra afectó al país de múltiples maneras.

Diversos estudios evidenciaron el impacto de la guerra y el conflicto en materia de salud. En un estudio realizado en 2007 muestra que los niños en gestación, cuya madre estuvo en un municipio con explosión de minas antipersona, nacen con un menor peso. Estos niños, a su vez, son más propensos a tener problemas de salud en el futuro, menores habilidades cognitivas y a ser menos productivos.

Por otro lado, en un estudio adelantado en 2013 se encontró que la exposición a masacres durante la gestación reduce el peso al nacer y afecta negativamente el desarrollo socioemocional de los niños.

Sin embargo, la historia ahora es otra. “La paz por sí sola no va a resolver todos los conflictos”, indicó el ministro Alejandro Gaviria. Es necesario construir salud desde los territorios.

El Plan Nacional de Salud Rural - PNSR, busca hacer efectivo el derecho a la salud de las comunidades de las zonas rurales y dispersas de Colombia, asegurando la cobertura, el acceso y la oportunidad de atención. Este plan se priorizó en los 170 territorios del Programa de Desarrollo con Enfoque Territorial- PDET, en los que se dan condiciones de pobreza, debilidad institucional, afectados por el conflicto armado y presencia de cultivos de uso ilícito.

El PNSR contempla cuatro estrategias: construcción e implementación de un modelo especial de salud acorde a las características de la población y los territorios; fortalecimiento de la oferta de servicios de salud en el campo colombiano; estrategias de carácter intersectorial y un sistema de seguimiento y evaluación.

Alejandro Gaviria Uribe presentó algunos de los avances del PNSR: inversión de $55,6 mil millones para infraestructura, dotación y ambulancias en 40 municipios; se recibieron 503 iniciativas de ajustes en capacidad instalada, de las cuales 246 se evaluaron como pertinentes por un valor de $485,6 mil millones; 26 municipios cuentan con profesionales médicos a nivel veredal; en 6 de ellos se tienen profesionales en servicio social obligatorio.

Así mismo, el ministro de Salud mencionó algunos de los proyectos de gran impacto para este año, como la entrega de la primera fase del nuevo hospital de Mocoa (Putumayo), el Inicio de obras para la reubicación del hospital en Santander de Quilichao (Cauca), la entrega del hospital de Vigía del Fuerte (Antioquia) así como 7 nuevos centros de salud del área rural de Tierralta (Córdoba).

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • María Alejandra Álvarez
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia