Lo que pasa en la U

Universidad del Valle participa en el Blues & Folk Festival 2016

itemlink
Martes, 30 Agosto 2016
Agencia de Noticias Univalle

El Cali Blues & Folk Festival 2016, organizado por el Centro Cultural Colombo Americano, se expandió a otros escenarios con conciertos y encuentros pedagógicos en teatros, auditorios, universidades y centros culturales del país.

En la Universidad del Valle se realizó un Encuentro Pedagógico y un Taller de Jazz con estudiantes y docentes de la Escuela de Música de la Facultad de Artes Integradas.

Encuentro Pedagógico

El 29 de agosto fue el encuentro pedagógico con el guitarrista paraguayo Gustavo Sánchez Hasse.

El creador del Festival Internacional de Blues de Asunción se considera de formación casi totalmente autodidacta, a pesar de haber tomado algunas clases con su hermano el maestro Diego Sánchez Haase (teoría y solfeo), y un poco de armonía e improvisación con el guitarrista Kuky Rey.

Ha compartido escenario con muchos bluesmen de EEUU como Billy Branch, Lorenzo Thompson, Joe McLerran; el guitarrista canadiense Pete Schmidt; con los músicos argentinos Gabriel Gratzer, Daniel Raffo, Luis Robinson, Hernán Tamanini, Miguel Vilanova; con el guitarrista brasileño Igor Prado; y con Carlos Elliot Jr, orgullo colombiano del Hill Country Blues.

Desde hace 2 años maneja el proyecto denominado  One Man Band, tocando al mismo tiempo la guitarra, el kazoo y la batería básica con los pies. El encuentro planteaba un espacio pedagógico en el que interpretó varias canciones y donde los estudiantes realizaron de manera abierta sus   preguntas sobre la técnica y los métodos de ensayo.

En el encuentro les recomendó a los estudiantes “escuchar mucho blues”. Su mejor manera de aprender sigue siendo por medio auditivo, escuchando blues de todos los estilos, especialmente de los bluesmen de pre guerra.

Taller de Jazz

Del 16 al 18 de Agosto se realizó el Taller de Jazz del programa de estudios en Jazz Jamey Aebersold de la Universidad de Louisville (USA).

En el taller, los maestros invitados Michael Tracy (saxofón), Chris Fitzgerald (contrabajo y piano) y Craig Wagner (Guitarra eléctrica), dieron bases de improvisación a nivel de armonía y melodía, notas guía y fundamentos del jazz.

Los estudiantes de quinto semestre del Programa de Música Catherine Sánchez y Julián Andrés Barrera destacaron del taller el profesionalismo y la experiencia de los estadounidenses, además del valor del intercambio cultural y de saberes. “Se deben buscar las raíces en nuestra propia música, conocer los diferentes estilos y otras músicas del mundo, pero sobre todo reconocer la propia y trabajar con ella” agregó Julián. Catherine, por otro lado, disfrutó mucho la experiencia ya que quiere hacer su posgrado en jazz.

Hablamos con el trío del Jamey Aebersold Jazz Faculty:

¿Realizan estos talleres frecuentemente? ¿Por qué lo hacen?

Amamos hacer esto, abandonar nuestra pequeña cueva, nuestro pequeño mundo para salir y conocer personas, otros puntos de vista y otras formas de tocar. Lo que encontramos generalmente es que los retos son similares para todos los estudiantes.

Lo que nos ha sorprendido es la forma en que nos han recibido y lo genuinamente curiosos que son los estudiantes aquí. Es evidente que les interesa mucho la música y eso en ocasiones no lo encontramos en nuestros propios estudiantes. Ese entusiasmo por la música aquí es muy alto y eso es generalmente lo que encontramos cuando salimos de nuestro mundo. Además nos rejuvenece, nos emociona saber que están tan interesados en eso que a nosotros nos apasiona, nos hace repensar el modo en que hacemos las cosas, obligándonos a usar un lenguaje nuevo porque el público cambia.

Como venimos del sitio del que la música viene, sabemos que los estudiantes se lo van a tomar muy en serio. Lo hacemos también porque fuimos estudiantes y sabemos lo importantes que son estos espacios. Ahora que estamos del otro lado, dictar los talleres es una forma de retribuir eso que a nosotros una vez nos dieron.

¿Cómo se preparan para dictar estos talleres? ¿Cómo repensar eso que se hace todos los días?

No es estricto. En casa tenemos un currículo flexible y hay varias formas de tomar las materias para cumplir con los requerimientos de la Universidad. De la misma forma, nosotros como docentes, debemos ser flexibles. No solo decir lo que creemos que los estudiantes deben saber sino identificar cómo están escuchando los estudiantes, de qué forma están aprendiendo, cómo están reaccionando a lo que oyen y así ayudarlos a escuchar la música de otras maneras para que amplíen sus perspectivas.  Lo mismo sucede aquí y en todos los espacios musicales-académicos.

Normalmente el problema es que los estudiantes sólo se escuchan a sí mismos en un ensamble y no escuchan más que su propio rol. Aprender a escuchar a todo el ensamble es también una lección de vida. Aprender a trabajar en dinámicas de grupo con diferentes personalidades y a ser asertivos y colaboradores, esas son lecciones de vida que nunca están demás en ningún campo o disciplina. 

El primer grupo de este taller, por ejemplo, fue caótico en un primer momento. Con solo un par de ajustes fue como wow. Solo abrimos la puerta y compartimos nuestras ideas y ya, lo hicieron mucho mejor. Eso es lo divertido, que improvisamos al enseñar, no seguimos reglas estrictas, somos libres como profesores porque queremos que los estudiantes sean libres como músicos y que avancen y se adapten a lo que aparezca en el camino.

Al principio del taller la agrupación La Juerga Ensamble tocó música colombiana para ustedes ¿Qué tan valioso es este intercambio musical?

No estamos hablando solo de música, nuestros países se están uniendo, cuando intercambiamos saberes y conocemos otras formas de hacer las cosas hacemos del mundo un lugar mejor. Además no es un aprendizaje en una sola vía. No somos nosotros viniendo a colonizar y mostrarnos. Nos dieron por ejemplo un libro de música colombiana con el CD y no podemos esperar para estar en casa, escucharlo y aprender de esta música.

Hay divisiones entre los estilos, clásica y jazz, clásica y pop… todas esas divisiones para nosotros no existen sino en las otras mentes. La música es música y somos muy afortunados de vivir en un momento en que existe lo que llamamos música del mundo y podemos escuchar cosas que antes no habíamos escuchado. En este momento es posible dejar que la música sólo sea música, música que ha derribado los muros, cruzado las fronteras… Y estamos muy agradecidos de estarlo viviendo.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Camilo Montaño Duque
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia