Arte y Cultura

Decano de Humanidades recibe reconocimiento de Alcaldía de Lorica, Córdoba

itemlink
Martes, 25 Febrero 2020
Agencia de Noticias Univalle

Por su iniciativa para rescatar y divulgar la vida, obra y pensamiento de Manuel Zapata Olivella, el decano de la Facultad de Humanidades Darío Henao Restrepo fue declarado hijo ilustre de Lorica y recibió además las llaves de la ciudad.

Gracias a la iniciativa y esfuerzos del profesor Henao Restrepo, el Ministerio de Cultura declaró el 2020 como el “Año del Centenario de Manuel Zapata Olivella” para honrar la memoria y promover la divulgación de la vida y obra del médico, antropólogo, folclorista y escritor Manuel Zapata Olivella, nacido en Santa Cruz de Lorica el 17 de marzo de 1920 y quien falleció el 19 de noviembre de 2004 en Bogotá.

Como destaca el Centro Virtual Isaacs, la figura de Manuel Zapata Olivella es importante para la literatura afroamericana en el panorama literario del siglo XX. “Su obra Changó, el gran putas, es reconocida como una de las más ambiciosas representaciones de la diáspora y la esclavitud; así mismo es una obra que da cuenta de los aportes a las nuevas identidades que durante más de cuatro siglos ha ofrecido la cultura africana. Desde las importantes concentraciones del sur de los Estados Unidos, pasando por Brasil y el Caribe, hasta numerosos países de América Latina, la presencia cultural de África es innegable. Hoy, a través del estudio de la obra de Zapata Olivella, se reivindica su gran aporte a la cultura americana”.

EL CVI también destaca: “La obra de Zapata Olivella es valiosa por la calidad de su trayectoria literaria y sus aportes en distintas áreas del conocimiento. Aunque su novela más ambiciosa es Changó, el gran putas, es posible encontrar en su trayectoria una bibliografía amplia y variada. Entre sus primeros libros se encuentran: He visto la noche, Tierra mojada, Los pasos del indio, La Calle 10, Detrás del rostro y Chambacú, corral de negros, con el cual obtuvo el Premio Casa de las Américas en 1963; también cabe mencionar En Chimá nace un santo o Historia de un joven negro, libros imprescindibles.”

“Desde muy joven, Olivella se interesó por abordar la herencia africana y su relación con otras culturas, especialmente con la europea y amerindia. Su inclinación por los estudios culturales, se evidencia en sus investigaciones folclóricas y sociológicas en las cuales se destacan El hombre colombiano, Etnografía colombiana y El folclor en los puertos colombianos. Además sobresalen sus trabajos lingüísticos como Nuestra voz y Aportes del habla popular latinoamericana al idioma español, los cuales revelan a un escritor polifacético y riguroso. Entre sus múltiples labores, sobresale su participación desde 1965 hasta 1972 como director de la revista Letras nacionales, un espacio dedicado al reconocimiento y difusión del trabajo realizado por otros autores colombianos; también su colaboración con el grupo de danzas folclóricas dirigido por su hermana Delia Zapata, a quien acompañó en este proceso. Su trabajo como investigador fue tan prolífico que hoy en día permanece el texto inédito Itzao, el inmortal, una obra mítica en torno a la muerte y sus contrapuntos vista desde la confrontación entre Occidente y Oriente, la cual se publicará próximamente”.

“La gran divulgación de la cultura en otros países a través de revistas, ensayos y múltiples congresos, permitió que Zapata Olivella mantuviera una relación cercana con reconocidos intelectuales de su época. De esta etapa, es posible destacar tres libros de memorias: He visto la noche, una memoria de su estadía en New York; Pasión vagabunda, donde relata su periplo en Centroamérica; y China 6 a.m, una memoria sobre su experiencia en ese país. Además existen otros dos textos importantes: Levántate mulato, una especie de memoria reflexiva y La revolución de los genes, una recopilación de sus ensayos. Por último, tres o cuatro años antes de su muerte, el autor publicó El árbol brujo de la libertad, en el cual recoge gran parte de sus ensayos y notas realizadas durante el periodo de investigación de Changó, el gran putas.”

“Por las múltiples razones señaladas, la importancia de su obra es vital para comprender el panorama literario e investigativo del siglo XX. A través de su obra y el trabajo de artistas como Rojas Erazo, García Márquez, Manuel Mejía Vallejo, Grau, Obregón y Botero, se gestó una renovación de la cultura colombiana hasta ese entonces instalada en una idea excluyente de nación. Por medio de sus estudios sociológicos, Zapata Olivella confrontó esa idea pensada exclusivamente desde las élites criollas y promovió una visión de nación en la cual tuviera cabida los sectores populares conformados por mestizos, negros, mulatos y zambos. Es este quizá uno de los aportes principales de la generación de Manuel Zapata Olivella, el hijo de Lorica que recorrió el país con el propósito de otorgarle un nuevo sentido a la cultura popular colombiana.”

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia