Lo que pasa en la U

El abordaje regional de la violencia en Cali, nueva apuesta de Cisalva

itemlink
Martes, 18 Agosto 2020
Agencia de Noticias Univalle

Contribuir a mejorar la seguridad en Cali interviniendo  desde un abordaje regional es la principal apuesta del Instituto Cisalva de la Universidad del Valle en este momento. Así lo manifestó su director, el profesor Aldalberto Sánchez Gómez, doctor (PhD) de la  Texas A&M University System, Estados Unidos.

Con la creación de observatorios en los municipios de Buga, Tuluá y Andalucía, el Instituto Cisalva le apunta a construir una  perspectiva regional  de la seguridad  que tenga impacto en Cali, retomando una de sus líneas de investigación tradicionales. La Organización Nestlé Internacional, la Gobernación del Valle del Cauca y la Universidad del Valle promueven este proyecto, cuya ejecución iniciará una vez termine la emergencia sanitaria.

“Esto nos va a ayudar a entender la dinámica de la convivencia y la seguridad desde lo que  pasa en ciudades satélites que son importantes a nivel regional y no solo desde lo que ocurre en el municipio capital del departamento, lo que va a dar pistas de cómo es la interrelación entre Cali y el resto de ciudades respecto al fenómeno de la violencia.

Una de las hipótesis que ha expuesto desde hace tiempo uno de los colaboradores y fundadores del Instituto Cisalva, el doctor (PhD) en epidemiología de la Universidad de Harvard Rodrigo Guerrero Velasco,  es que todo lo que pasa en el Pacífico colombiano, desde Chocó hasta Nariño, impacta en Cali”, señaló el profesor Sánchez Gómez.

Desde su creación, hace más de 25 años, Cisalva ha sido promotor de la creación de observatorios de seguridad y convivencia en América Latina, promoviendo el abordaje de la violencia como una enfermedad que es susceptible de ser analizada a través de los datos epidemiológicos, lo que permite a los gobernantes tomar decisiones sobre el manejo de esta problemática basadas en evidencia cuantitativa.

El Observatorio del Delito de la Alcaldía de Cali, ahora llamado Observatorio de Seguridad, nació junto a Cisalva en 1992. A lo largo de este recorrido, Cisalva ha sido su asesor técnico y científico. Esta iniciativa, promovida por Rodrigo Guerrero Velasco durante su primer periodo como Alcalde de Cali,  fue reconocida por la revista The Economist,  en el 2018, como ejemplo a nivel mundial para diagnosticar y atacar las causas de la violencia. Los observatorios de seguridad y convivencia han sido replicados en más de 18 países de América Latina y en diferentes municipios de Colombia.

Durante la pandemia, el Instituto Cisalva, como muchas de las organizaciones de trabajo social, se vio afectado. Por ejemplo, en sus intervenciones en pro de la convivencia y el desarrollo social en las comunidades más vulnerables de Cali, regularmente el Instituto trabaja con grupos de entre 15  hasta 50 personas, lo cual se encuentra restringido por la emergencia sanitaria.

Sin embargo, la pandemia no ha sido impedimento para que el equipo técnico y de colaboradores del Instituto continúen  trabajando, desde lo tecnológico y lo epidemiológico,  en estrategias de intervención en las comunidades como los observatorios.

“Por otro parte, en corto plazo tendremos una explosión de literatura sobre el trabajo del Instituto Cisalva. Los profesores asociados al Instituto han aprovechado este tiempo desde casa para escribir nuevos artículos  científicos y continuar la divulgación del conocimiento.

Una iniciativa importante que tenemos este año es generar un espacio de discusión con expertos internacionales sobre movilidad, uno de los grandes problemas que tiene la ciudad, vista desde el impacto sobre la seguridad vial.

Cisalva ha estado comprometido con la promoción de la seguridad  y convivencia desde la perspectiva de la violencia, que es como siempre nos identifican, pero también ha  estado  vinculado a la seguridad y convivencia desde la perspectiva de la seguridad vial”, afirmó el director del Instituto.

 

Una nueva fase para el trabajo con jóvenes vulnerables de Cali

El programa TIP-Jóvenes Sin Fronteras de la Alcaldía de Cali logró que en cuatro años la tasa de homicidios asociados a pandillas disminuyera en un 83%. El cierre de su primera fase se dio a principios de la actual administración municipal, que busca dar un nuevo rumbo a la atención del fenómeno de las pandillas.

Este proyecto fue diseñado y ejecutado por la Policía Metropolitana de Cali y el Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, bajo la coordinación técnica de la profesora e investigadora del Instituto María Isabel Gutiérrez Martínez, doctora (PhD) en epidemiología psiquiátrica y salud mental con énfasis en prevención de la Universidad de Johns Hopkins, Estados Unidos. 

El director del Instituto Cisalva considera importante,  una vez pase el punto crítico de la emergencia sanitaria,  volver a trabajar con la administración municipal en una nueva fase del proyecto con otros escenarios y proyecciones, donde la apuesta ya no sea la reincorporación ciudadana, sino productiva. 

“Tener entre dos mil y tres mil de los muchachos que participaron en la primera fase de esta intervención incorporados a la vida productiva sería la mejor apuesta para la ciudad  en los próximos dos o tres años.

El proyecto tuvo un impacto grande y generó nuevas expectativas para esta población joven excluida. Ahora tenemos un grupo de muchachos que están entendiendo el valor de la ciudadanía y de la inclusión social.

Espero que cuando finalice esta administración municipal, los muchachos que empezaron el proceso en el año 2015 ó 2016 estén mostrándole a la sociedad que ellos son motores dinámicos para su crecimiento”, dijo el profesor Adalberto Sánchez.

 

Sembrando valores para la pos pandemia

 “Espero que cuando pase la pandemia los gobiernos municipal, departamental y nacional  le den una mirada a la reconstrucción de la base social y económica.

 Muchos han hablado solamente de la reconstrucción económica y del flujo de capital, pero creo que la pandemia nos está mostrando que la tendencia de competencia individual en la sociedad no es la mejor estrategia cuando tenemos situaciones como la que nos aqueja hoy.

La solidaridad, la compasión y la empatía son valores importantes para la sostenibilidad de los grupos sociales.

Para ser más efectivos en resistir el impacto de la pandemia tenemos que trabajar con los gobiernos local, departamental y nacional en la generación de políticas para que se reconozcan esos valores”.

Así  expresó el profesor Adalberto Sánchez Gómez,  quien considera que la crisis económica ocasionada por la pandemia no es un escenario desconocido para el país y que la capacidad de intervención para generar condiciones de estabilidad por parte del Estado tendrá un papel crucial para enfrentarla.  En ese panorama,  el Instituto Cisalva, respaldado por su trayectoria, se debe convertir en proponente de estrategias y herramientas para el diseño de nuevas políticas públicas.

El director del Instituto Cisalva también hizo un llamado a los grandes grupos económicos  para reconocer  el valor del capital humano en la reconstrucción económica del país. “De la participación de todos depende cómo vamos a salir de esta pandemia”, puntualizó el profesor Adalberto Sánchez Gómez.

 

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia