Lo que pasa en la U

Electrónica flexible, el futuro de los dispositivos

itemlink
Viernes, 04 Septiembre 2015
Agencia de Noticias Univalle

Un nuevo mundo de electrónica flexible está saliendo de los laboratorios de investigación para hacer frente a una amplia gama de nuevos usos.

El común y rígido tablero de circuito impreso está siendo lentamente reemplazado por una cinta delgada de electrónica flexible, de alto rendimiento.

En los últimos diez años, científicos e ingenieros de materiales han comenzado a explorar las aplicaciones de la electrónica flexible en seguridad nacional, biomédica e investigación de nuevos materiales para cualquier dispositivo electrónico.

Manuel Quevedo – López*, Director del laboratorio de Ciencias de los Materiales de la Universidad de Texas, EE.UU, uno de los investigadores más reconocidos en el campo de la electrónica flexible, visitó la Universidad del Valle para fortalecer los vínculos investigativos de las instituciones y dar clases magistrales.

Qué es y para qué sirve la electrónica flexible

“Es similar a la electrónica de silicio, que por sus propiedades semiconductoras es usado en la industria moderna como base para fabricar micropocesadores, componente esencial de cualquier dispositivo electrónico, como los celulares.” explica Quevedo.

“La electrónica flexible inició a principios del año 2000 como electrónica molecular; luego evolucionó a electrónica orgánica, en la que se desarrollaron nuevos materiales que daban funcionalidad pero no tenían larga duración (por la biodegradación) y ahora estamos en la flexible, en la que usamos materiales orgánicos e inorgánicos, para todo tipo de aplicaciones, buscando diferentes funcionalidades”.

“Si se cae un teléfono celular –añade- es muy probable que se rompa, porque no es flexible, sus materiales no se pueden doblar ni estirar: esto es lo que busca la electrónica flexible, fusionar la electrónica de silicio con nuevos materiales, principalmente biopolímeros, para desarrollar dispositivos con una mayor durabilidad, que se expandan, se doblen y no se rompan”.

Actualmente se están usando muchas aplicaciones de la electrónica flexible en seguridad nacional.  El mes pasado, Defensa de EE.UU. anunció que el Pentágono estaría trabajando en conjunto con algunas de las compañías tecnológicas más importantes de Silicon Valley, entre ellas Apple, para desarrollar tecnología de próxima generación que podría ser utilizada para construir varios productos con aplicaciones militares, tales como pantallas táctiles que se pueden envolver alrededor del brazo, piel humana clonada para el tratamiento de soldados heridos y sensores para la construcción de las alas de los aviones, detectores de radiación, etc.

Además, también tiene aplicaciones en el campo biomédico. Hay desarrollos de sensores para guantes quirúrgicos inteligentes y dispositivos destinados a ojos electrónicos o sensores cerebrales para prevenir ataques epilépticos y complicaciones del Alzheimer.

“En la Universidad de Texas estamos trabajando en microprocesadores biocompatibles, que se adaptan a la superficie rugosa del cerebro y monitorean sus señales eléctricas. Usamos aplicaciones de electrónica flexible porque no se puede poner un trozo rígido de silicio en el cerebro. Estos sensores desarrollados con biopolímeros envían una señal tres segundos antes de una falla en la en la secuencia de señales eléctricas, avisando la ocurrencia de una ataque epiléptico, enviando una señal eléctrica de compensación para impedirlo.

El inicio de una relación investigativa

Es la primera vez que el docente Manuel Quevedo–López está en Colombia. “Hay una egresada de la Universidad del Valle, Martha Serna, quien está bajo mi tutoría en el doctorado de Ingeniería de materiales en la Universidad de Texas. Teníamos planeado visitar desde hace tiempo y por fin vinimos. Queremos discutir posibilidades de establecer una relación más fuerte con Univalle, en particular Ingeniería, pensando en hacer un programa de verano al que puedan asistir estudiantes de pregrado y posgrado de acá y así fortalecer el intercambio estudiantil y académico”.

Quevedo – López, ciudadano estadounidense de origen mexicano, ha disfrutado su estadía en Colombia: “me ha encantado, nunca había visto un árbol de mango, y ustedes tienen por montones, o un aguacate tan grande, también cocinan muy rico acá”.

Acerca de la Universidad del Valle, también tiene una buena impresión: “tienen laboratorios muy bien equipados, con los equipos suficientes para hacer buena investigación” y cree que una relación investigativa entre los centros de estudio puede traer muchos beneficios: “en la Universidad de Texas trabajamos con la industria, hacemos mucha transferencia tecnológica que se traduce en mayores recursos para la investigación. La Universidad del Valle tiene todo a su favor para ampliar esta transferencia; tienen todo para producir las naranjas y el jugo”, añade.

Actualmente Manuel Quevedo–López trabaja en aplicaciones de electrónica flexible en el campo biomédico y de seguridad nacional, con sensores de radiación, y  con empresas privadas, estudiando nuevos tipos de materiales para reemplazar el silicio, materiales delgados y plegable que permitan encajar circuitos en espacios muy reducidos e incluso para ser integrada en superficies curvas complejas, como el ala de un avión, o la piel u órganos de una persona.

Ropa inteligente (con sensores o conectividad), papel electrónico, sensores e implantes médicos o dotar de conectividad a cualquier cosa son algunas de las aplicaciones que podrían tener estos dispositivos electrónicos de bajo coste que acercan a un mundo que, hace algunos años, hubiésemos pensado que procedían de alguna historia de ciencia-ficción y que, sin embargo, se está cocinando en los laboratorios del mundo.

* Ph.D. en ciencias de los materiales e ingeniería de la Universidad del Norte de Texas, Director del laboratorio de Ciencias de los Materiales de la Universidad de Texas, inventor y/o co-inventor de cinco patentes en EE.UU, con siete más en espera de aprobación; autor de dos capítulos de libro y 87 artículos científicos especializados.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Comunicadores y Periodistas
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Johan Camilo Montaño Duque
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Diana Patricia Sevilla
  • Marcela Tello Sánchez
  • Melissa Pantoja Osorio
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia