Lo que pasa en la U

Lactario, nueva apuesta de Univalle por la inclusión 

itemlink
Viernes, 11 Agosto 2023
Agencia de Noticias Univalle

La Universidad del Valle entrega un nuevo espacio que le apuesta al bienestar y calidad de vida de las personas lactantes y sus bebés ubicado en la Facultad de Ingenierías: el lactario. 

A partir del 10 de agosto, las madres y sus bebés contarán con un espacio cómodo y seguro para la alimentación de los bebés y cumplir así con el importante acto de lactancia.

Este nuevo espacio responde a una estrategia que se proyectó y materializó mediante un proyecto liderado por el grupo de mujeres STEM de la Facultad de Ingeniería, con el apoyo de la Vicerrectoría de Bienestar Universitario y la Dirección de Infraestructura Universitaria.

“A raíz de la aprobación de la política de género en Univalle, llevamos el lactario como una propuesta de implementación al Consejo de Facultad. Identificamos un espacio en la facultad que pudiera servir para este fin y con el apoyo de la Vicerrectoría de Bienestar y la Dirección de Infraestructura, lo hicimos realidad”, explicó la profesora Laura Rodríguez, líder del grupo de mujeres STEM de la Universidad del Valle. 

Ubicado en el segundo piso del Edificio E26, este nuevo lactario ha sido diseñado con la priorización de factores esenciales como la higiene, la privacidad y la comodidad. La sala está equipada con cuna, sillas y mesas ergonómicas, así como con elementos para extracción mecánica y neveras, que aseguran no solo un adecuado almacenamiento y temperatura de la leche materna, sino también la comodidad de la madre y del bebé durante su estancia.

Dentro de los parámetros seguidos para la creación del lactario, se siguieron los lineamientos establecidos por el Ministerio de Salud y Protección Social para las salas amigas de la lactante y, desde esa perspectiva, brindar un lugar óptimo para las madres y sus hijos.

Además del propósito misional de garantizar el éxito académico y evitar la deserción de las estudiantes que son madres, este lugar también responde a la legislación actual, dado que el Código Sustantivo del Trabajo —en su artículo 238, numeral primero— dispone que todas las madres lactantes colombianas tienen derecho a usar 30 minutos de cada jornada laboral —de la mañana y  de la tarde— para la lactancia. 

“Este es un proyecto con gran impacto para las mujeres lactantes, para los bebés y, en general, para nuestras estudiantes, profesoras y trabajadoras. Detrás de este lactario hay mucha gente involucrada, las profesoras de ingeniería, la Dirección de Infraestructura, Salud Ocupacional y, por supuesto, la Vicerrectoría de Bienestar. Esta es la demostración  de que es posible lograr los sueños cuando concertamos ideas y trabajamos en equipo con la comunidad universitaria”, manifestó el profesor Guillermo Murillo Vargas, vicerrector de Bienestar Universitario.

Adicionalmente, el vicerrector señaló que la inversión, totalizada en 65 millones de pesos, implica unos costos moderados en comparación con los beneficios para la calidad de vida de las madres de la comunidad universitaria. 

Algunas madres de la comunidad universitaria conocieron la sala acompañadas por sus bebés y abrazaron la iniciativa como un acto de dignificación de la mujer y de su papel de madres, por parte del entorno universitario.

Adriana Patricia López Valencia, profesora de la Escuela de Ingeniería de Recursos Naturales y el Ambiente, visitó uno de los cubículos con Mariana, su hija de 16 meses. La pequeña, abrazada a su madre, disfrutó de la lactancia hasta quedar soñolienta. 

“En principio creo que lo más difícil, cuando regresé de la licencia de maternidad, eran los momentos de extracción para mantener la lactancia en casa. Los espacios con buena higiene aquí en la universidad para hacer esa labor son difíciles de encontrar. Afortunadamente, por ser profesora, cuento con mi oficina, pero hay muchas mujeres y otros profesores que no tienen un lugar. Esta sala representa una oportunidad para que la lactancia no sea otra carga adicional a todo lo que se enfrenta con la maternidad” manifestó la profesora Adriana.

Por su parte, Valeria Ospina, estudiante de quinto semestre del programa de Enfermería, llegó con Lucía, también de 16 meses, su fiel compañera de clases y de vida. Ella, hambrienta, se aferraba a la blusa de su madre antes de entrar al cubículo, donde al fin pudo satisfacer sus necesidad de alimento,  atención y comodidad.

“Desde que estaba recién nacida, Lucía viene conmigo a la universidad. Vamos a todos lados juntas. Este espacio significa mucho para nosotras. Es una oportunidad gigante para muchos estudiantes como yo, porque es complejo ese sentimiento de que debes elegir entre ser mamá o estudiar y avanzar. Este es un cambio de paradigma, la demostración de que cuentas con el apoyo para hacer las dos cosas. Tener este espacio es vital porque tenemos privacidad para lactar, para cambiar el pañalito. Es un antes y un después, y esperamos que todas podamos vivir esta experiencia”

El lactario, además de proporcionar un lugar seguro para la madre y su bebé, se plantea como un espacio para  asesoría y acompañamiento de las mujeres lactantes a través del personal que estará disponible como un apoyo en materia de salud y de cuidado.

 

Debido a los protocolos de sanidad e higiene, las madres deben llevar consigo bolsas o recipientes para el almacenamiento de la leche. El equipo de la sala proveerá la infraestructura necesaria para garantizar seguridad y comodidad, tales como neveras, sillones y divisiones, así como una cuna para el cuidado de los menores.

Además de los beneficios para el sistema inmunológico del bebé y el bienestar de la madre, la lactancia materna es una acción que tiene un impacto positivo en el medio ambiente y en la economía. Al evitar el uso de fórmulas infantiles cuyos beneficios nutricionales no se equiparan a la leche materna, se contribuye a la reducción del consumo de materiales y plásticos contaminantes.

La Universidad del Valle se enorgullece de ofrecer este espacio dedicado al apoyo y cuidado de las madres lactantes y, a su vez, reafirma su compromiso con la creación de entornos inclusivos y respetuosos con la promesa de que este es solo el primer paso para la generación de otros lactarios en todas las sedes y facultades. La institución tiene la convicción de que estos entornos, sumados a un jardín infantil que asegure la cercanía de madres e hijos en el entorno universitario, serán el camino seguro hacia la dignificación de las mujeres que asumen su maternidad, señalaron profesores y directivos.

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Comunicadores y Periodistas
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Diana Patricia Sevilla
  • Melissa Pantoja Osorio
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia