Lo que pasa en la U

LAGPA virtual 2020, una discusión sobre la administración pública

itemlink
Martes, 20 Octubre 2020
Agencia de Noticias Univalle

Con un panel de discusión sobre las acciones y las políticas públicas durante la pandemia se inauguró la conferencia anual del Grupo Latinoamericano por la Administración Pública -LAGPA por sus siglas en inglés-.

El encuentro de este año, que es la primera experiencia virtual, reunirá entre el 19 y el 22 de octubre a más de 130 participantes de países de todo el mundo para discutir temas de políticas públicas en torno a la pandemia por Covid-29, transformación de la administración pública frente a las tecnologías y el papel de las políticas públicas para la superación o la profundización de las desigualdades en América Latina.

La apertura del ciclo de conferencias fue presidida por el profesor Rubén Darío Echeverry, presidente del LAGPA y vicerrector administrativo de la Universidad del Valle, y tuvo como invitados a Ra’ed BenShams, director del Instituto de Administración Pública – BIPA en Bahrein; a Sofiane Sahraoui, director general del Instituto Internacional de Ciencias Administrativas -IIAS en Bruselas, el profesor Edgar Varela Barrios, rector de la Universidad del Valle y ex director del LAGPA y a Pedro Medellín, rector de la Escuela Superior de Administración Pública -ESAP en Colombia.

Frente al encuentro LAGPA Virtual 2020, el director del BIPA Ra’ed BenShams expresó: “Nos estamos reuniendo virtualmente en un momento donde no esperábamos siquiera reunirnos. La pandemia es un desastre que aún continúa arrasando con vidas alrededor del mundo y cambiándolas, probablemente, para siempre. Sin embargo, éste es el momento de cambiar la forma negativa de pensar la pandemia por una forma positiva que influya en las respuestas gubernamentales a la crisis. Todo comienza en nuestras manos como individuos, como ciudadanos”.

En ese sentido, BenShams anunció que el comité organizador de los Stone Awards decidió conceder el premio Donald C. Stone, por su contribución al conocimiento de la administración pública y a la visibilidad de la IASIA -Asociación Internacional de Escuelas e Institutos de Administración-, al profesor Bianor Cavalcanti -líder y miembro activo del LAGPA- y a Blue Wooldridge -miembro de la Sociedad Americana de Administración Pública ASPA-.

Por su parte, el director Sofiane Sahraoui anunció la publicación de un nuevo informe global sobre los efectos de la pandemia. “Estamos trabajando en un intercambio de aprendizaje electrónico. Un informe sobre cómo la pandemia ha afectado a todo el mundo está ad portas de ver la luz, hecho a través de redes digitales, como esta conferencia, que se produce en un momento donde nuestra capacidad de adaptación es más desafiada que nunca en nuestros tiempos recientes”.

El profesor Edgar Varela Barrios destacó que, además del LAGPA virtual 2020, el grupo latinoamericano desarrolla seminarios virtuales y encuentros de debate todas las semanas desde el inicio de la pandemia, lo que ha generado una producción académica vasta.

“Hemos desarrollado un espacio inédito en nuestra organización, un seminario constante para debatir en un coloquio virtual. Quiero reconocer el esfuerzo de todos al dar continuidad y protagonismo a la producción para la revista del LAGPA, de publicación semestral, e igualmente resaltar que tenemos cuatro libros en proceso de publicación y que esperamos esta colección sea un insumo importante para la divulgación del conocimiento que generamos en estos encuentros”.

Para finalizar las declaraciones de apertura y dar paso al primer panel del LAGPA virtual, el profesor y rector de la Escuela Superior de Administración Pública, Pedro Medellín, habló sobre la necesidad de dejar de lado el pensamiento individualista para enfrentar los cambios propios de nuestros tiempos. Historias como éstas, con la pandemia, las hemos vivido como humanidad con la gripe española. Pero queremos olvidar. De igual manera, olvidaremos con el tiempo esta pandemia o, al menos, los presidentes lo harán. Vivimos una revolución de procesos que está dejando en el desempleo a las clases medias y bajas, sobre los principios individuales de nuestro hemisferio. Necesitamos cambiar las formas de gobernanza como tarea principal”.

Con este llamado a la acción se dio inicio al primer panel, enfocado en las respuestas públicas y la gestión del riesgo en torno a la pandemia por Covid-19, que contó con las intervenciones de Carlos Homero Giacomini, médico, escritor e integrante de la Academia Brasilera de Ciencias de la Administración; Luis Solari de la Fuente, médico cirujano e internista, político peruano e integrante del LAGPA y Edgar Varela Barrios, filósofo, historiador y doctor en Administración, expresidente del LAGPA y rector de la Universidad del Valle en Colombia.

El Sistema Único de Salud de Brasil frente a la crisis

El profesor Carlos Homero expuso sobre el Sistema Único de Salud (SUS) en Brasil, su situación anterior a la pandemia, los retos que ha enfrentado a lo largo de la crisis sanitaria y la posición del gobierno brasilero frente al nuevo coronavirus.

De acuerdo con las cifras presentadas por el investigador, Brasil se enfrentó a la pandemia con 55 millones de habitantes por debajo de la línea de pobreza y un 15% de su población desempleada a pesar de encontrarse dentro de las 9 economías más grandes del mundo. Así mismo, en cuanto a la mortalidad de su población, se habla de un 76% de sus muertes ocurridas en población entre los 0 y los 74 años como evitables, teniendo en cuenta que un 20% de ellas son producidas por la violencia.

En cuanto a la preparación del sistema de salud, Carlos Homero aclara que, si bien los recursos destinados al sector salud son escasos, las cifras de mortalidad infantil, así como su nivel de satisfacción cercano al 77% -similar a servicios de salud privados-, sitúan al Sistema Único de Salud de Brasil como uno de los mejores a nivel mundial.

A pesar del buen precedente, el manejo de la crisis sanitaria por covid ha sido pésima, posicionando a Brasil como uno de los países con mayor mortalidad por el virus y peor manejo de la pandemia. Los problemas observados por el expositor son la poca preparación, la negación del problema por parte del presidente, la politización de la crisis, el maniqueísmo de economía contra pandemia y la ausencia de acuerdos indispensables para el buen manejo de la crisis.

El profesor Homero señala también el constante negacionismo científico por parte del gobierno, la desestructuración del Ministerio de Salud con el cambio constante de ministros que incluso desconocen el funcionamiento del Sistema Único de Salud, la oposición explícita a la OMS y la inmutabilidad de las posturas del gobierno a pesar de estar cerca de las 154 mil muertes en el país.

A pesar del crítico manejo de la crisis sanitaria, Homero enfatiza en que son las disposiciones gubernamentales las que han dejado huérfano al sistema de salud, que tiene la particularidad de ser el único que funciona como sistema universal en un país de más de 200 millones de habitantes.

Una pandemia, dos velocidades

En otra arista, el profesor Luis Solari hizo un análisis comparativo por continente sobre los índices de contagio y el manejo de la crisis sanitaria. Dentro de esta comparación señalo que el continente americano cuenta con la mayor cantidad de enfermos, así como de muertes acumuladas, desde el comienzo de la crisis. En esta situación, el investigador contempla la posibilidad de que haya una combinación entre peores políticas y una cepa de virus más contagiosa como causantes de la profunda crisis en América.

Sin embargo, el administrador público señaló que, con contadas excepciones -Taiwán, Tailandia y Nueva Zelanda- los aparatos públicos no habían obtenido buenos resultados en el manejo de la crisis. En gran cantidad de países los rebrotes son un hecho, pero, a diferencia de la primera oleada, la mortalidad presentada es mucho menor. “Es una vorágine de casos, pero no hay la misma cantidad de muertes. Se pensaría que es por la respuesta del sistema de salud, mas no es suficiente para contener el pico de casos de los rebrotes”, explica Luis Solari.

Frente al manejo de la crisis en América Latina, el profesor señala que Haití, Bolivia y Cuba son los países con mejores cifras frente al contagio dado que, en el resto de la región, aún no se percibe una caída sustancial de casos.

Dentro de las medidas erróneas observadas en Latinoamérica está la adopción de la prueba rápida de anticuerpos, que tiene un 36% de falsos resultados y genera una gran incertidumbre en las cifras. También se observa la existencia de zonas donde no se ha podido seguir el contagio por su poca accesibilidad.

En ese sentido, Solari considera que se ha hecho una mala inversión de los esfuerzos y que los decisores públicos tienen cierta ceguera de la realidad, razón por la cual la mayoría de los líderes de opinión desaprueba la gestión de la administración pública. Una de las principales razones para dicha negatividad es la pésima coordinación para el uso de los estímulos económicos, que en casos como el de Colombia tiene un alto porcentaje de gasto sin categoría posible de clasificación.

Dentro de otras observaciones generales, Luis Solari señala que, entre más formal es la fuerza laboral de un país, menor es el crecimiento del desempleo durante la crisis. Dado que la economía latinoamericana tiene una gran base en la informalidad, la caída se hizo inevitable. En el caso de Perú, que en mayo se contaba como la cuarta economía en preparación para la crisis, tuvo en los 60 días siguientes la peor caída del PIB registrada en su historia.

Debido a los puntos señalados, el profesor Solari cierra con un llamado a resetear (sic) las políticas de América Latina, a realizar una reforma que permita la superación de crisis como la que enfrentamos actualmente y despierte la confianza de la ciudadanía en el manejo de la administración pública.

La administración pública y sus acciones durante la pandemia

A diferencia de los panelistas anteriores, el profesor Varela considera que el mal resultado en el manejo de la crisis se debe más a lo inédito de la situación y a la inexistencia de un derrotero para enfrentar la pandemia que a la ausencia de trabajo de los gobernantes, con los que ha trabajado desde la Universidad del Valle a través de entidades como el Hospital Universitario del Valle y las alcaldías. A raíz de dicho trabajo, Edgar Varela hace un llamado a la construcción de política pública de gestión de riesgo que pueda responder a una pandemia global.

Las posiciones de la administración pública frente a la pandemia han estado centradas en dos ejes: la prescripción epidemiológica, proveniente de los expertos de salud que entraron a asesorar a los gobiernos y fueron dominantes en el manejo inicial de la pandemia y, por otro lado, el negacionismo, que antepone la recuperación de la economía a las medidas de salubridad. En medio de esa confrontación es donde el profesor Varela considera necesaria la discusión en el campo de la política pública, para que sea el eje en la discusión del riesgo, integre la visión de ambos frentes y que tenga como motivo fundamental tanto la productividad como contener la expansión del virus.

“Tendremos que ir avanzando en políticas públicas durante la pandemia. Ésta es una crisis que aún no se detiene y sobre la que aún hay mucho por hacer. Esta situación es una gran oportunidad para construir política, para obtener aprendizajes y construir sobre los datos”.

Por otra parte, el profesor Varela señaló también grandes riesgos a nivel político en la región, evidentes durante lo corrido de la crisis. Dentro de ellos mencionó el riesgo del autoritarismo ante la concentración de poderes debido a la debilidad de los congresos, que trabajan desde la virtualidad mientras el estado de excepción provee al poder ejecutivo de la facultad de emitir leyes con autonomía.

A su vez, advirtió acerca del centralismo excesivo de las políticas públicas, que se ejecutan realmente desde los territorios, pero su imposición por parte de los gobiernos centrales hace que éstas no tomen en cuenta la particularidad de cada región y se reduzca la efectividad de los esfuerzos en las regiones.

Finalmente, el profesor Varela hizo un llamado a trabajar por la prevalencia de los datos y los reportes científicos ante la desinformación. “Por la pandemia se ha agudizado la información por vía virtual y, dentro de esa avalancha de datos, se encuentra una alta cantidad de falsedades. A veces, una mentira bien dicha es más creíble que un reporte científico. Dado que la discusión sobre los datos es altamente política, tenemos que hacer que prevalezcan los datos, la verdad. Es un gran desafío, pero asumirlo es fundamental para adopción de políticas públicas adecuadas y la generación de confianza en la población”.

 

El encuentro virtual contará con otros tres páneles que se presentarán los días 20, 21 y 22 de octubre de 4:00 a 7:00 pm a través del Facebook del LAGPA/GLAP. Consulta los temas a continuación.

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia