Lo que pasa en la U

Laura Rodríguez: equidad para cambiar el mundo

itemlink
Lunes, 19 Abril 2021
Agencia de Noticias Univalle

En la constante lucha del ser humano por la modificación de un futuro, de apariencia inexorable, muchos individuos se trazan un mapa que los guíe, a través de los obstáculos, hacia un nuevo sino. Sin embargo, existen otras personas que prefieren, en vez de sortear los desafíos para sí mismas, abrir caminos para el tránsito de quienes elijan tomar la misma senda. Ése es el caso de la profesora y jefe de la OITEL Laura Sofía Rodríguez Pulecio.

Proveniente de Bogotá, la entonces estudiante de bachillerato llegó a Cali, donde su porvenir como profesional se sujetaba a su entrada a la Universidad del Valle. Sin embargo, no sería un sueño fácil. “Era la única opción para estudiar. Mi mamá siempre nos decía que teníamos que pasar a Univalle, sin importar qué escogieramos estudiar. Me presenté, pero no pasé al primer intento. Sin embargo, logré ingresar a través del Plan de Nivelación Universitaria (PNU) a Ingeniería Electrónica, una carrera muy difícil de ingresar”.

Una vez adentro, no serían pocas las sorpresas y desafíos que enfrentaría. Quizá una de las mayores sensaciones de extrañeza llegaría con el desbalance entre el número de hombres y mujeres en el programa. Aunque su grupo era de alrededor de 60 personas y sólo 9 eran mujeres, resultaba una cohorte numerosa tanto históricamente, como frente a otros programas.

“Normalmente los semestres no pasaban de dos mujeres y nosotras fuimos nueve. Recuerdo que los semestres que estaban por encima comentaban que éramos bastantes mujeres y que mi hermana, que estudiaba Ingeniería Mecánica –también profesora de la universidad- fue la única estudiante mujer en su carrera”. Ese desnivel creó un ambiente de sororidad tal que, en esa unión, rompieron los índices de deserción de la carrera y siete de ellas lograron su meta de convertirse en profesionales.

Dentro de las siete graduandas estaba la hoy profesora Laura Rodríguez, que no sólo llegaría a su título universitario, sino que encontraría su camino en el ejercicio de su profesión. “Desde la universidad empecé a inclinarme por el tema de las telecomunicaciones. Siendo todavía estudiante hice un diplomado sobre Cisco. Eso marcó para mí la vida profesional”, expresó Laura Rodríguez.

Fue precisamente en el sector de las telecomunicaciones donde comenzaría su etapa laboral que, aunque inició con proveedores de servicios pequeños, continuaría en Claro, donde obtendría gran parte de su experiencia. “Estuve ocho años trabajando con Claro. El trabajo inicialmente fue en Cali pero, a raíz de un ascenso, me fui a Bogotá. En esa empresa trabajé como líder de equipos con responsabilidades muy técnicas de las cuales aprendí gran parte de lo que hoy sé”.

Además de aprender sobre las telecomunicaciones, Laura Rodríguez entendió la necesidad de transformación que persiste su campo profesional. “Al igual que en la universidad, la proporción de mujeres que trabajamos en las áreas de tecnología sigue siendo minoritario. Además, persiste el estigma de que entre las mujeres no logramos trabajar bien. Yo soy una convencida de que es posible, hay que esforzarse para romper esos estereotipos que recaen sobre nosotras”.

Con esa idea transformadora comenzó a inclinarse por la vida docente, aún ligada al trabajo en la industria, a través de varias universidades privadas como ICESI, Kornad Lorenz y Santo Tomás.  Decidio dar el paso definitivo de dejar la industria para dedicarse de tiempo completo a la docencia y la investigación, que se transformaría en su vehículo de retorno a Cali con su aceptación como docente en la Universidad del Valle.

“En un principio pensé que entrar a Univalle no era posible. Sin embargo, cuando salió la convocatoria para reemplazos docentes, se abrieron las opciones, había una vacante en la escuela de Sistemas y Computación para apoyar en la parte de redes y ciberseguridad, que es mi área”, expresó Laura Rodríguez.

A pesar de su idoneidad, no puede decir que fuera fácil ser seleccionada. Además de la presión de enfrentarse a competidores con amplia trayectoria y formación, tenía un desafío adicional: estaba embarazada de su segundo hijo. Sin embargo, gracias a las garantías del ingreso por méritos, esto no representaría un obstáculo.

“Me acuerdo mucho de la entrevista con el claustro. Ya estaba gordita, se me notaba el embarazo. Me hicieron todas las preguntas y al final, me hicieron una última pregunta: si era niño o niña. Todavía no sabía, pero eso rompió el hielo y me hizo sentir que no sería una limitante. En el ambiente privado y la industria es difícil que te contraten embarazada. El ambiente laboral muchas veces va en contra de tu deseo de ser mamá, pero en Univalle no fue un problema, me posesioné, trabajé dos semanas y me fui de licencia. Entonces vine a realmente a integrarme la universidad una vez pasada mi licencia de cuatro meses, en junio del 2019”, recuerda.

Así como Laura Rodríguez es consciente de las dificultades que representa ser mujer para ser parte de carreras tecnológicas y tener igualdad de oportunidades, son varias las docentes de la universidad que reconocen la importancia de equilibrar la balanza y, sobre todo, de integrar las mujeres a las áreas de tecnología. Bajo esa bandera iniciaron el grupo de mujeres STEM.

“Varias profesoras de la Facultad de Ingeniería hemos creado el grupo de mujeres STEM. Empezamos hace un año, exactamente en marzo, en una reunión donde nos conocimos, presentamos nuestros proyectos académicos y continuamos realizando cosas muy interesantes con el objetivo de aumentar la participación de las mujeres en la Facultad de ingeniería desde todos los estamentos”, comentó Laura Rodríguez.

De la mano de grandes profesoras e investigadoras como Sara Rodríguez -su hermana-, Ruby Mejía -una de las investigadoras con más aportes en la facultad- y Beatriz Florián -vicedecana academica, entre otras, el grupo ha realizado eventos para la Semana de la Ingeniería, el día de la mujer y el dia de la niña y la mujer en la ciencia. Se sumaron a la Red internacional de Mujeres en la Ingeniería,  han realizado conexiones con integrantes de otros grupos como el que tiene hoy la Universidad Nacional y estan buscando financiación para impulsar el trabajo del grupo.

Por otro lado, proyectan trabajar con mujeres jóvenes de grados 10 y 11, con padres y con estudiantes en edades tempranas para destruir los estereotipos que hacen que las mujeres no entren las carreras de ciencia y tecnología, que vienen desde la niñez. “Muchas niñas alrededor de los seis años ya tienen un estereotipo de que no son tan inteligentes como sus homólogos hombres o que esas carreras de ciencia y tecnologia no son para niñas. Ya varios estudios demuestran que los factores biológicos no están relacionados con el desempeño de las mujeres, pero la falta de experiencias que tienen nuestras niñas y nuestras mujeres en lógica y matemáticas sí influyen”, afirma la docente.

Gracias a esos pensamientos transformadores, su amplia experiencia en telecomunicaciones y sus cualidades de líder, Laura Rodríguez fue designada por el rector como jefe de la Oficina de Informática y Telecomunicaciones -OITEL a mitad del 2020. 

Para ella asumir esta labor adicional significó un reto porque, después de una temporada netamente en la academia, volvería al trabajo operativo en una época coyuntural en el uso de las redes de comunicación, como lo es la pandemia por Covid-19. Además, se sumaban las responsabilidades de sus clases y las tareas asociadas al cuidado de sus hijos.

“Mantener los sistemas y la infraestructura, especialmente en esta época donde todos hacemos las actividades laborales y académicas desde casa, es un desafío enorme, sobre todo teniendo a mis niños tan pequeños. Pero con mi esposo, quien siempre me ha apoyado, aceptamos el reto. La experiencia de la oficina ha sido muy interesante. Hemos hecho muchas cosas, me gusta lo que estoy haciendo de mano de un gran equipo, donde trabajo con dos manos derechas,  Ana Karina Lourido – coordinadora de Software- y Cesar Narvaez – coordinador de Infraestructura, dos excelentes profesionales egresados de nuestra institución.”.

Para garantizar la continuidad de la Universidad en esta epoca, fue necesaria la apertura de los sistemas de información para que los empleados de la universidad pudieran hacer sus funciones, el soporte a todas las herramientas de vídeo necesarias para el desarrollo actividades académicas, la compra de software para el apoyo académico,  la implementación de firmas digitales, el apoyo a las soluciones de conectividad para los estudiantes y la interacción con otras universidades para establecer redes de apoyo. “Estamos trabajando en la transforamcion digital de la institucion, empezamos por la gestion adminsitrativa, que estamos seguros tendra un efecto importante en esa transformación”

“Para apoyar a los estudiantes decidimos aplazar las ampliaciones de red que teníamos planeadas en el campus y transferir esa capacidad directamente a los estudiantes a través de conectividad móvil”, explicó la docente.

Han sido muchos los logros que Laura Rodríguez ha alcanzado como persona, como profesional, como mujer y madre en su vida, pero uno de los más importantes, por su influencia en las futuras generaciones, sea la constante lucha por la disminución de la brecha entre hombres y mujeres.

“Desafortunadamente, sigue siendo más difícil para las mujeres posicionarnos, pero se puede. Hay que hacerlo con más esfuerzo por las generaciones que vienen, así no sean tus hijos. Hay que trabajar activamente, ponerle el pie al acelerador para avanzar hacia la equidad entre hombres y mujeres. Se han hecho estudios que demuestran que, al ritmo en que vamos, se tardará 257 años en llegar a una equidad económica. No podemos esperar todo ese tiempo. Quiero hacer cosas para que mis hijos vivan en una sociedad mejor”.

‘La diversidad nos hace más productivos y la igualdad de género sostenibles’.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia