Medio Ambiente

Conservamos la Biodiversidad Colombiana

itemlink
Viernes, 06 Noviembre 2015
Agencia de Noticias Univalle

La Universidad del Valle contribuye al estudio y generación de nuevo conocimiento sobre la biodiversidad existente en Colombia, uno de los 17 países más megadiversos del mundo.

Publicado en Periódico Campus N° 135

Por Diego Torres. Agencia de Noticias Facultad de Ciencias Naturales y Exactas

La biodiversidad, o diversidad biológica, hace referencia a la variedad de organismos vivos que habitan un territorio. Esa diversidad se expresa en el número de especies distintas, en la pluralidad dentro de una misma especie y en la existencia de diferentes ecosistemas.

Colombia tiene registradas ante la Infraestructura Mundial de Información sobre Biodiversidad (GBIF) 54.871 especies biológicas (cifra aproximada debido a la complejidad que representa la estimación del número total), sin contar a los microorganismos. Además, es reconocida por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente como uno de los 17 países megadiversos que albergan el 70% de la biodiversidad mundial, en tan solo el 10% de la superficie del planeta.

A través de los diferentes grupos de investigación del Departamento de Biología, la Universidad del Valle contribuye al estudio y generación de nuevo conocimiento sobre la biodiversidad existente en el país, particularmente en la región del Pacífico y el suroccidente colombiano, en áreas como la biología marina, botánica, entomología, genética y zoología.

Biodiversidad en cifras

El informe “Biodiversidad 2014” publicado por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y las cifras presentadas por el Sistema de información sobre Biodiversidad (SiB), revelan datos sobre el estado de los recursos biológicos del país:

Según el SiB, el número aproximado de especies endémicas de Colombia es de 3625 que se distribuyen en 66 aves, 1500 especies de plantas, 367 anfibios, 115 reptiles, 34 mamíferos y 1543 tipos de orquídeas, siendo el primer país en diversidad de aves y orquídeas, el segundo en diversidad de plantas, anfibios, peces dulce-acuícolas y mariposas; el tercero en diversidad de reptiles y palmas, y el cuarto en diversidad de mamíferos.

La Universidad del Valle sobresale en el trabajo de conservación e inventario de especies en las colecciones biológicas de mamíferos (segundo lugar a nivel nacional con 15.000 ejemplares), anfibios y réptiles (tercer lugar a nivel nacional con 6.663 registros), aves, insectos, especies marinas y plantas.

“Las colecciones –explica Carmen Elisa Posso, profesional del Museo de Entomología de la Universidad del Valle– son como bibliotecas de información; y esa información puede ser indicadora de la biodiversidad, porque establece una idea de las especies que se tienen. Pero lo más importante de estas colecciones es que la información asociada a ellas esté publicada”. El Departamento de Biología contribuye a la consolidación del portal de datos del SiB, aportando más de 60.000 registros biológicos (56.690 de ellos con coordenadas).

Especies en riesgo vs. nuevos descubrimientos

El Instituto Humboldt ha identificado cinco factores determinantes en la pérdida de la biodiversidad: Cambio en los hábitats, cambio climático, especies invasoras, sobreexplotación de los recursos y contaminación.

Estos factores producen un grave deterioro de los hábitats, causando disminución en la disponibilidad de alimento, modificando las condiciones de temperatura, acidez, salinidad, etc., aumentando la tasa de predación y aumentando la imposibilidad de hallar refugio, situaciones que propician el decrecimiento de las poblaciones.

En el 2014 se reportaron en Colombia 1500 especies amenazadas, el SiB documenta cerca de 800 especies de plantas en esta categoría, entre bromelias, pasifloras, frailejones y palmas. 68 especies de aves de la costa pacífica y los bosques andinos tienen algún tipo de amenaza y 14 especies de anfibios están en riesgo crítico.

De las 81 especies de peces marinos y de agua dulce que aparecen en los libros rojos, el caso más preocupante es el del bagre rayado del Magdalena, especie endémica que se encuentra en peligro crítico y ha sido el sustento de muchas familias que habitan a lo largo de este afluente.

Gracias al trabajo de biólogos a nivel nacional, en los últimos meses se han realizado hallazgos de nuevas especies de insectos, crustáceos y plantas en diferentes regiones del país. En el suroccidente colombiano la Universidad del Valle, ha hecho algunos aportes significativos:

- En los municipios de Restrepo y La Cumbre se hizo el hallazgo de la nueva especie de orquídea Encyclia Parkeri, por parte del investigador Guillermo Reina-Rodríguez (Biólogo botánico de la Universidad del Valle), junto a los profesores Jorge E. Rubiano y Fabio Castro.

- Juan Felipe Lazarus, biólogo y candidato del Doctorado Interinstitucional en Ciencias del Mar de la Universidad del Valle, descubrió cuatro nuevas especies de crustáceos en Bahía Málaga, en el marco de un proyecto desarrollado por el Grupo de Investigación en Ecología de Estuarios y Manglares - Ecomanglares.

- Nadia Calderón-Martínez, bióloga de la Universidad del Valle, junto al profesor Ranulfo González (entomólogo e investigador de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas) y Alfonso N. García Aldrete del Instituto de Biología de la UNAM, presentaron más de 9 especies de psocópteros descubiertas en el Parque Nacional Natural Gorgona y el Valle del Cauca.

Protección y conservación

El primer paso para proteger la biodiversidad es conocerla. El informe “Biodiversidad 2014” reconoce la importancia de las colecciones biológicas como fuentes de permanente referencia y consulta; de ahí, lo valioso que resulta el trabajo de los grupos de investigación de la Universidad del Valle, al generar insumos técnicos o mediciones sobre biodiversidad. Con dicha información, las entidades ambientales pueden tomar decisiones que conlleven a acciones para su conservación y protección.

Para Alan Giraldo, profesor de biología, esa biodiversidad se pone en riesgo cuando se cambia la estructura, y la disposición final de los ecosistemas, lo que sucede, por ejemplo, en grandes zonas designadas a monocultivos, ganadería y extracción de recursos.

La Política Nacional para la Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE), y las entidades encargadas de vigilar y proteger la biodiversidad colombiana, hacen un gran esfuerzo en pro del cuidado y conservación del tesoro biológico que poseemos como país, sin embargo, esta es una responsabilidad que debemos asumir todos los colombianos.

La Universidad del Valle, consciente del patrimonio biológico que resguarda para el mundo, y comprometida con la causa global que es la protección de la vida, continúa generando conocimiento en el área de la biología a través de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas.

foto Lagarto Anolis macrolepis. Foto: Fernando Castro Herrera

Foto 2: Carmen Elisa Posso, profesional encargada del Museo de Entomología de la Universidad del Valle.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia