Medio Ambiente

Hormigas arrieras, una amenaza para Cali

itemlink
Miércoles, 02 Septiembre 2015
Agencia de Noticias Univalle

Cali se convertirá, antes de que acabe el 2015, en la primera ciudad latinoamericana en contar con un mapa de hormigas arrieras.*

La investigación de casi un año, que acabará en septiembre, ha sido emprendida por biólogos de la Universidad del Valle en cabeza del profesor James Montoya Lerma. El estudio para ubicar las arrieras por comunas en la ciudad es una necesidad sentida pues, según Jonathan Rodríguez, coordinador de los trabajos de caracterización de los nidos, estos insectos amenazan la estabilidad de puentes, vías, edificios y conjuntos residenciales, entre otras estructuras urbanas.

De hecho, y debido a su urgencia, gracias a un convenio firmado en 2014 con la Corporación Autónoma del Valle del Cauca -CVC y el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente -Dagma, los biólogos de la Universidad del Valle iniciaron un trabajo para saber dónde están, cuántas son y cómo frenarlas.

Lo que se busca con la investigación –dijo el profesor Rodríguez a la Agencia de Noticias de Univalle- es hallar controles alternativos a los químicos. “Los químicos –sostuvo el profesor Rodríguez- resultan muy tóxicos, no solo para las hormigas, sino para los humanos, la fauna y en general el medio ambiente”.

Los investigadores –estudiantes de pregrado y profesionales recién egresados– han encontrado cerca de 2 mil hormigueros, algunos con más de MIL METROS CUADRADOS DE AREA  en tan solo 10 de las 22 comunas en que está dividida la ciudad.

Para el investigador, el mejor ejemplo de los efectos que sobre la infraestructura de Cali están ocasionando estos insectos, se puede observar en la vía a Cristo Rey. “Un carril de la arteria al monumento está hundido; podría desbancarse”, advierte Rodríguez.

Otra infraestructura amenazada es el Jarillón del Río Cauca. “El año pasado, la CVC invirtió 655 millones de pesos en rellenar con hormigón los socavones creados por las hormigas”, según declaró Rodríguez.

“Cuando el río Cauca crece el agua se puede filtrar por los hormigueros, poniendo en peligro no solo la estructura del Jarillón, sino la vida de miles de personas”, advierte el investigador. La idea es evitar esa tragedia controlándolas.

Adelantos del estudio fueron expuestos durante el II Taller Nacional sobre Hormiga Arriera y Caracol Africano, desarrollado los días 28 y 29 de mayo pasados, ante expertos colombianos y brasileños, quienes se sorprendieron del daño ocasionado por las hormigas en Cali.


El problema, según los expertos, se ha extendido por toda la ciudad, de ahí que la CVC y el Dagma decidieran realizar un censo en 12 comunas de la ciudad, situación que fue aprovechada por los investigadores de la Universidad del Valle para “establecer si existe alguna asociación entre la densidad de los hormigueros y los suelos presentes en la ciudad”. Rodríguez reconoce que el reto es grande, y para ello se dispusieron seis cuadrillas de cinco personas cada una para hacer el trabajo de campo en la ciudad.

“En este momento podemos decir que Cali es la única ciudad del país y del continente que contará con un mapa de hormigueros en zonas verdes urbanas”, señaló.

Aunque el trabajo final se entregará en septiembre, ya hay –según Rodríguez– diez comunas totalmente recorridas con su ubicación. “Hemos registrado cerca de 2 mil hormigueros en la ciudad, y sabemos qué plantas consumen y hasta dónde pueden llegar”.

En el estudio se estableció que la comuna 17 de Cali, donde se encuentran barrios como El Ingenio, La Hacienda, San Joaquín y Valle del Lilí, es donde más hormigueros hay : Se registraron más de 900, casi el 50% de los nidos de la ciudad.

A pesar de ello, es la comuna 9, que comprende  barrios como Junín, sector de La Luna y parte del Centro, donde se registran 9 hormigueros que constituyen  el mayor número por hectárea, algo explicable, según los investigadores, porque aunque en el sur hay más zonas verdes propicias para ello, también hay más control.


¿Qué hacer?

Ante tal proliferación de las hormigas en la ciudad y la cantidad de recursos invertidos año tras año sin alcanzar un “remedio” definitivo, las autoridades locales les encargaron a los investigadores de la Universidad del Valle un control efectivo.

Los expertos de Univalle han realizado múltiples investigaciones, entre las cuales se destaca lo realizado con el Botón de Oro, una especie vegetal propia de América, de vistosas flores amarillas, utilizada en el campo colombiano en apicultura y alimentación de ganado, conejos, curíes y cerdos.

Según Rodríguez, bajo condiciones de laboratorio, las hojas de esta planta tienen un efecto antimicótico (destruye el hongo del que se alimentan las hormigas) e insecticida (tóxico para las hormigas).

La planta contiene compuestos orgánicos –metabolitos secundarios– que tienen efectos negativos sobre las hormigas y el hongo simbionte.

“Dada la complejidad de la organización social de las hormigas y los nidos compuestos por cientos de cámaras y túneles, no se ha podido diseñar una estrategia de control a base de ella u otro producto que resulte 100% efectiva”, aclara el profesor Rodríguez. “Además, cada hormiguero exhibe características particulares: lo que funciona en uno, puede que no funcione en otro”.

El estudio surgió hace una década, en el marco de un proyecto de investigación financiado por Colciencias, donde se indagaba por los efectos fertilizantes de ciertas plantas frente a los agroquímicos convencionales. El experimento de Colciencias –recuerda Rodríguez– se llevó a cabo por los lados del Lago Calima, en el Valle del Cauca, por la fundación CIPAV.

Para Rodríguez, ahora sabemos que el Botón de Oro sí tiene un efecto sobre las hormigas, pero no sabemos qué es lo que las afecta de la planta exactamente y averiguar eso demanda tiempo y dinero: “Esto representa un gran desafío científico, es necesario ser prudente con los resultados parciales y se requiere además de tiempo, recursos económicos”, concluyó el investigador.

Equipo investigador

La línea de investigación en hormiga arriera hace parte del Grupo de Ecología de Agroecosistemas y Hábitats Naturales (GEAHNA), reconocido por Colciencias (A1) y actualmente está integrado por estudiantes de pregrado (2), de maestría (1), jóvenes investigadores (2) y estudiantes de doctorado (2), además de Rodríguez, quien desarrollará estudios de doctorado en la Universidade Estadual do Norte Fluminense (Brasil). “Mi tesis va en otra línea de investigación”, aclara. “Quiero estudiar más comportamiento de las hormigas, desde la neurofisiología y bioquímica, poder entender cómo funcionan su organización social y que ocasiona el relevo de funciones en las obreras”.

Campaña en las escuelas

Para los investigadores de Univalle, una de las claves de la lucha contra las arrieras es la educación. En lo corrido de año, en el marco del convenio interinstitucional Univalle-CVC-DAGMA, han dictado más de 70 charlas a más de mil quinientos estudiantes de colegios oficiales y privados. Los niños –sostienen- son los mejores replicadores.

A la campaña educativa se han sumado los miembros de las Juntas de Acción Comunal. La idea es vincular a través de estos talleres a toda la ciudad en una cruzada por controlar la hormiga arriera sin hacerle daño a otras especies. “Los talleres nos han servido porque hemos encontrado muchas personas con conciencia de ello utilizando métodos alternativos que enriquecen nuestro saber. Alguno comentó que en la finca de sus papás se controlan con la boñiga de las vacas. “Si de verdad queremos controlar este asunto tenemos que hacer un seguimiento, y eso implica tiempo, dinero y conocimiento porque si las dejamos progresar a su antojo destruirán casas, vías y hasta las propias escuelas”.


* Publicado en el Periódico Campus, Edición N° 134, Agosto del 2015.


Fotos de apoyo: Hormigueros para estudio en el Laboratorio de Entomología de la Universidad del Valle.

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Comunicadores y Periodistas
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Johan Camilo Montaño Duque
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Diana Patricia Sevilla
  • Marcela Tello Sánchez
  • Melissa Pantoja Osorio
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia