Salud

Control del dengue: un asunto de todos

itemlink
Lunes, 27 Enero 2020
Agencia de Noticias Univalle

Debido al incremento de casos de dengue presentados en Cali en las últimas semanas, la Secretaría de Salud Municipal declaró la alerta amarilla. Con esta acción se activan ciertos protocolos para tratar de minimizar la incidencia de la enfermedad en la población. Entre estas acciones se encuentran las fumigaciones y controles en diferentes puntos de la ciudad. Sin embargo, estas son insuficientes cuando se trata de hacerle frente a enfermedades transmisibles como el dengue. Se requiere del compromiso de toda la comunidad.

Según explicó la profesora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle Lyda Osorio, Colombia es un país con condiciones para que se propaguen y se presenten con facilidad brotes de enfermedades como el dengue. Como explicó la docente y tomando como referentes los informes del Instituto Nacional de Salud - INS , desde junio de 2019 se venía registrando un aumento en los casos de dengue a nivel nacional.

¿Y por qué el dengue representa un problema de salud pública? por sus posibilidades de contagio. “Entre más personas contagiadas, hay más riesgo de transmisión para los demás miembros de la comunidad”, explicó la docente e investigadora.

Lyda Osorio Amaya es médica y cirujana de la Universidad de Caldas, doctora (PhD) en epidemiología de enfermedades infecciosas de la Universidad de Londres y realizó además una estancia postdoctoral en investigación y desarrollo clínico con GlaxoSmithKline.

El dengue, como explica el Ministerio de Salud de Colombia, es una enfermedad viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, causada por un virus transmitido a través de la picadura de zancudos infectados, principalmente Aedes aegypti conocido popularmente como “patiblanco”.

Más allá de los cuidados que debe tener una persona con dengue, es primordial el cuidado y las acciones que todos juntos, como comunidad, podemos promover para evitar que se siga propagando la enfermedad. Si bien medidas como las fumigaciones son necesarias para evitar la propagación de la enfermedad por medio del vector transmisor, son necesarias ciertas acciones en nuestros entornos más cercanos.

Los mosquitos del dengue se presentan en zonas urbanas con altitudes inferiores a 2200 metros sobre el nivel del mar, ponen sus huevos en depósitos de agua limpia como albercas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que está a la intemperie y que puede almacenar agua.

Por eso, es necesario intervenir los posibles criaderos donde los mosquitos pueden depositar los huevos. Se requiere intervenir cualquier contenedor, de cualquier tamaño de agua. El agua de los tanques y floreros, así como los bebederos de las mascotas, por citar un par de ejemplos, debe ser cambiada diariamente en la medida de lo posible. También se requiere eliminar la basura acumulada en patios y áreas al aire libre, eliminar llantas o almacenamiento en sitios cerrados. Los tanques de almacenamiento deben estar bien tapados y además deben ser lavados regularmente con abundante agua, jabón, cepillo y cloro para eliminar cualquier posible rastro de huevos o larvas.

También se requiere que no se almacenen basuras ni se dejen en zonas públicas, pues el vector puede reproducirse con facilidad. Un vaso plástico dejado a la intemperie y que ha almacenado agua de la lluvia puede convertirse en un criadero de zancudos que luego pueden transmitir el dengue. La comunidad también puede estar vigilante a la presencia de aguas estancadas con larvas de zancudos en los sitios de trabajo o en las zonas públicas de la ciudad, y avisar a gestión ambiental para que se haga la eliminación o el control eficaz.

Solo haciendo estas intervenciones y procurando tomar acciones colectivas que lleven a eliminar posibles criaderos se podrá minimizar el impacto del dengue. Como señaló la profesora Lyda Osorio, “de nada nos sirve implementar estas acciones en nuestras casas, si nuestros vecinos no siguen estas mismas indicaciones”.

En Colombia la entidad encargada de monitorear el comportamiento de enfermedades transmisibles es el Instituto Nacional de Salud (INS). De manera periódica los centros de atención en salud reportan por medio de Sistema de información de Vigilancia Nacional (Sivigila) los casos que reciben con enfermos de dengue, pero también enfermedades de impacto colectivo como influenza, malaria, tuberculosis, zika, rabia, ébola o fiebre amarilla. El INS consolida todos los reportes que recibe a nivel nacional para emitir periódicamente un informe que permite y facilita la toma de decisiones en materia de salud pública.

Según el INS, durante el año 2019 se presentó un incremento del 203% de casos de dengue con relación al año anterior. Al 30 de noviembre de 2019 se habían reportado un total de 117.339 casos, de los cuales el 48,4% no presentaban signos de alarma, un 50,5% tenían signos de alarma y un 1,1% (es decir, 1.274 del total de casos reportados) había evolucionado como dengue grave. Al 4 de enero del presente año se tenía un reporte total de 129.989 de casos en todo el país.

El dengue se caracteriza por fiebre, dolor en los huesos y dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor detrás de los ojos. Hay unos síntomas que son de alarma, como decaimiento mayor, permanencia de fiebre, sangrado en las encías, en la orina, moretones en la piel y dolor abdominal persistente. Si usted presenta esta sintomatología no se automedique, acuda de inmediato al médico para que reciba la atención necesaria. Las complicaciones y el riesgo se pueden prevenir, si se tratan a tiempo.

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia