Salud

Docentes de Univalle y médicos del HUV operan con éxito a recién nacido

itemlink
Martes, 19 Mayo 2020
Agencia de Noticias Univalle

Un equipo de docentes de la Universidad del Valle y de internos del Hospital Universitario del Valle - HUV realizaron una operación de alto riesgo a un bebé de menos de 30 días de nacido que sufría una malformación en la mandíbula.

Como explicó Diego José Caycedo García, docente de la Sección de Cirugía Plástica de la Facultad de Salud, de no haberse realizado esta intervención, esta malformación pondría en riesgo la vida de este recién nacido.

“Cuando nace este bebé se evidencia una alteración en la mandíbula, es más pequeña y está hacia atrás, lo cual le genera dificultades para respirar por su propia cuenta. Esto se conoce como síndrome de apnea del recién nacido. El niño neonato (de menos de 30 días de nacido) necesita otra forma para respirar porque su lengua le produce una obstrucción respiratoria al tener la mandíbula en estas condiciones. Esta es una grave situación que necesita una intervención rápida para garantizar una buena respiración” explicó el médico y docente.

Diego José Caycedo-García es médico cirujano de la Fundación Universitaria del Norte (Barranquilla), cirujano plástico y craneofacial. Actualmente es jefe de la Sección de Cirugía Plástica de la Escuela de Medicina de la Facultad de Salud de Univalle.

Informó el médico y cirujano plástico que no podían esperar a que pasara la contingencia generada por la pandemia para intervenir al recién nacido.

“El procedimiento realizado consiste en alargar o hacer crecer el hueso por medio del distractor baby de Molina, un aparato especial que se utiliza con estos pacientes y que gradualmente hace crecer la mandíbula. Este procedimiento era utilizado inicialmente para alargar los huesos de las piernas debido a traumas, fracturas o malformaciones congénitas; a través de esta técnica los ortopedistas alargaban los huesos de los miembros inferiores. Nosotros lo hemos podido hacer a nivel de la mandíbula, con aparatos de tamaño mínimo” explica el profesor Caycedo García.

Este procedimiento se aplica desde hace más de dos décadas en el HUV. Anteriormente la alternativa era una traqueostomía para facilitar el paso del aire a los pulmones por medio de un tubo o cánula. No había tratamiento para corregir esta patología. Los niños podían morir ahogados o sufrir daño cerebral grave por la falta de oxígeno.

Este procedimiento fue descrito y desarrollado hace más de veinte años por el investigador mexicano Fernando Molina, uno de los maestros del médico Diego José Caycedo, quien en su época de estudiante de posgrado pudo conocer de cerca esta técnica. Después de su regreso al país, el profesor Caycedo inició su aplicación en el HUV, convirtiendo a esta institución en pionera en el país y un referente internacional en el tratamiento de esta patología en recién nacidos.

“Este procedimiento es complejo, pero presenta una solución definitiva. A través de un corte que se le hace al niño en el reborde de la mandíbula, se hace un corte en la parte externa del hueso, se instalan unos clavos o pines y se coloca un aparato que al darle vueltas permite que el hueso se elongue y crezca. Esta intervención dura aproximadamente una hora o una hora y media. A partir del día siguiente se le comienzan a dar vueltas al aparato de manera que permite el crecimiento de un milímetro por día” explica en términos sencillos el profesor Diego Caycedo.

Para el caso del bebé intervenido a inicios de mes en el HUV, las discrepancias que entre el maxilar y la mandíbula eran de aproximadamente entre 7 y 8 cms, para lo cual se requería que en un lapso de diez días se lograra el crecimiento de la mandíbula. Señala el investigador que se requiere que el hueso crezca un poco más, de modo que la lengua quede adentro, no obstaculice la respiración. De esa forma se estabiliza la mandíbula. Luego de 20 días con la ayuda de anestesia local o sedación se retira el aparato. El niño no tendrá secuelas, tan solo tendrá una leve cicatriz debajo del reborde mandibular,

“Es necesario que este procedimiento se haga temprano para ayudar al crecimiento óseo inherente a cada paciente, para que crezca acorde con su cara”.

Son varios los factores que permiten decir que este es un procedimiento complejo. Por un lado, se encuentra la dificultad para intubar a estos pacientes. Mientras el bebé está sedado puede tener depresión respiratoria porque su lengua obstruye la vía respiratoria. Además del manejo de elementos quirúrgicos de precisión en espacios muy pequeños.

En el proceso de intervención de este bebé participó un amplio grupo de profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales - CIRENA del HUV, entre médicos pediatras, neonatólogos, residentes, enfermeras y personal administrativo, así como los docentes y estudiantes de la Universidad del Valle que realizaron un acompañamiento continuo para garantizar la salud de este recién nacido.

 

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia