Talento Vallecaucano

Estudiante de Doctorado gana beca

itemlink
Miércoles, 28 Enero 2015
Agencia de Noticias Univalle

Estudiante de Doctorado gana beca para concluir estudio sobre calidad del aire en Cali

La estudiante de último año del Doctorado en Ciencias – Química de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad del Valle, Ghisliane Echeverry Prieto, fue seleccionada para realizar una estancia de investigación en la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC), que le permitirá concluir su proyecto de investigación doctoral: Evaluación de riesgo para la salud de la población de Cali por exposición a metales en diferentes matrices ambientales.

La pasantía la hará gracias al programa de becas ”Plataforma de movilidad estudiantil y académica de la Alianza del Pacífico” establecido por Chile, Colombia, México y Perú en el marco de la Alianza del Pacífico, que tiene por objetivo contribuir a la formación de capital humano avanzado, mediante el otorgamiento de becas de manera recíproca y en términos de igualdad entre los cuatro países, para el intercambio de estudiantes de licenciatura, doctorado e iniciar estudios o actividades. 

La estudiante de posgrado realiza un estudio sobre la evaluación de riesgo poblacional por exposición a contaminantes, relacionado con el ambiente y  la salud de la población de Cali, del cual ha tenido la colaboración de la Secretaria de Salud Municipal, el DAGMA, la CVC y EMCALI, que han compartido datos de sus estudios previos y estaciones de monitoreo.

Hace 20 o 30 años vivir fuera de la urbe era una costumbre reservada para la gente del campo y las veredas, pero las nuevas generaciones buscan establecer su vivienda en espacios más rurales que les brinden otros beneficios, diseminando los centros habitacionales hacia sitios como La Buitrera, Mira Valle, Pance, Pichindé y demás corregimientos cercanos que aún conservan el paisaje bucólico que hace mucho tiempo perdió Cali.

Los motivos de estas migraciones internas son varios, y entre ellos se incluye la búsqueda de un mejor descanso, lejos del ruido y de la contaminación citadina que asalta los sentidos, especialmente porque ofrece un mayor silencio y una mejor calidad de aire al estar lejos de los centros de polución y rodeados de una mayor vegetación.

Según la autoridad directiva y coordinadora de la acción sanitaria en el sistema de las Naciones Unidas – OMS (Organización Mundial de la Salud), “La contaminación del aire representa un importante riesgo medioambiental para la salud” y es causante del aumento en la morbilidad derivada de accidentes cerebrovasculares, cánceres de pulmón y neumopatías; “según las últimas estimaciones de la OMS sobre la carga mundial de morbilidad, la contaminación del aire exterior e interior provoca unos siete millones de defunciones prematuras. Esto representa actualmente uno de los mayores riesgos sanitarios mundiales, comparable a los riesgos relacionados con el tabaco, y superado únicamente por los riesgos sanitarios relacionados con la hipertensión y la nutrición”.

El “80% de estas defunciones prematuras se producen por cardiopatías isquémicas y accidentes cerebrovasculares, 14% por neumopatías obstructivas crónicas o infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores, y 6% por cánceres de pulmón. Esta observación de la OMS cobija las zonas urbanas y rurales de países desarrollados y en desarrollo, siendo estos últimos los más afectados por su crecimiento acelerado.

El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente – DAGMA, tiene 9 estaciones de monitoreo del Sistema de Vigilancia de Calidad del Aire (La  Flora,  Obrero, Univalle, Pance, Transitoria  –EDB– Navarro, Base Aérea, Compartir,  Cañaveralejo  y  La  Ermita), que se encargan de medir la cantidad de contaminantes atmosféricos (partículas (PM), ozono (O3), dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2)) y compararlos con la normativa  ambiental  establecida  en  el Articulo  Segundo  de  la  Resolución  610  de  2010 del Ministerio de Ambiente (que modificó la Resolución 601 de 2006), que dista, en buena cifra, de las directrices emitidas por la OMS sobre calidad de aire en 2005, donde se ofrece una orientación general relativa a umbrales y límites para contaminantes atmosféricos clave que entrañan riesgos sanitarios. 

Ghisliane Echeverry Prieto se tituló como Química y posteriormente como Magister en Ciencias – Química de la Universidad del Valle y actualmente se encuentra vinculada al Grupo de Investigación en Contaminación Ambiental por Metales y Plaguicidas - GICAMP del Departamento de Química,  grupo que le ha permitido fortalecer su formación científica enviándola a cursos, seminarios, diplomados, congresos y otros eventos dentro y fuera del país. Ghisliane también ha ganado experiencia como investigadora y coordinadora en diferentes proyectos de investigación con otros grupos de la Universidad del Valle como GESP, de la Facultad de Salud y GISAM, de la Facultad de Ingeniería. Su trabajo de investigación es dirigido por la Doctora Martha Isabel Páez Melo.

Fuente OMS: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs313/es/

  • _blank

Información de la Agencia

  • Director
  • Ernesto José Piedrahíta
  • Coordinador de Información
  • Jairo Canaval Erazo
  • Comunicadores y Periodistas
  • Diego Alejandro Guerrero
  • Estefanía Vargas Cardona
  • Yizeth Bonilla Vélez
  • Camilo Montaño Duque
  • Cindy Paola Gómez Prada
  • Contactos
  • agenda@correounivalle.edu.co
  • Universidad del Valle
  • Cali, Colombia